01-05-2020 / 18:10 h EFE

nhague, 1 may (EFECOM).- La aerolínea de bajo coste Norwegian anunció este viernes que no ha logrado el apoyo de todos los grupos de tenedores de bonos a su plan de convertir deuda en acciones, paso necesario para acceder a la ayuda estatal que asegure su supervivencia, pero puntualizó que seguirá negociando este fin de semana.

Tres de los cuatro grupos de tenedores de obligaciones de la compañía noruega dieron un apoyo "sólido" a la oferta de la compañía, pero el respaldo en el otro fue del 62 %, por debajo de los dos tercios necesarios, informó en un comunicado Norwegian.

"Nuestro diálogo con los bonistas continúa con el objetivo claro de lograr una solución. Por desgracia no pudimos alcanzar un acuerdo dentro del límite, pero la discusión continuará el fin de semana", señaló en un comunicado su consejero delegado, Jacob Schram.

La reunión con los bonistas estaba prevista para este jueves a las 14,00 horas GMT, pero minutos antes de su inicio Norwegian lanzó una última oferta "final" mejorada y marcó como límite las 21.00 GMT del mismo día. Hasta ahora no había informado del resultado de las negociaciones.

La última oferta supone que los bonistas acepten convertir el 50 % de la deuda en acciones, un 80 % en el caso de un préstamo convertible de 150 millones de dólares (138 millones de euros), además de tener derecho preferencial en una próxima emisión de títulos y un plazo más corto para poder venderlos.

Norwegian debe cerrar también antes de este domingo otro acuerdo con 24 compañías de alquiler de aviones, de modo que renuncien a un mínimo de 500 millones de dólares (462 millones de euros), a través de reducción de alquileres desde julio y que el coste hasta junio se cubra con acciones en vez de con efectivo.

Según el comunicado, la aerolínea ha recibido un "apoyo fuerte" de esas compañías para convertir un mínimo de 550 millones (505 millones de euros).

Norwegian necesita también el respaldo el próximo lunes de la junta extraordinaria de accionistas al plan de rescate y a una emisión de títulos por 400 millones de coronas noruegas (35 millones de euros).

El objetivo es convertir hasta 1.200 millones de dólares (1.108 millones de euros) de la deuda total con arrendadores y tenedores de bonos en títulos, con lo que los actuales accionistas retendrían el 5,2 % del capital, antes de una nueva ampliación.

Con este plan, Norwegian quiere acceder al segundo de los tres tramos de la ayuda al sector aéreo del Gobierno, un paquete con garantías de crédito por 6.000 millones de coronas (536 millones de euros), la mitad para la principal aerolínea noruega.

Norwegian ya cerró un acuerdo con dos bancos nórdicos que le permitirá ingresar 300 millones de coronas (27 millones de euros), pero necesita otro con los acreedores y aumentar el capital propio para acceder al resto de la ayuda.

Cuatro empresas filiales que emplean a pilotos y personal de cabina y dan servicios a Norwegian presentaron hace dos semanas una solicitud de quiebra, una medida que afecta a 1.571 pilotos y a 3.134 personas que trabajan como personal de cabina.

La compañía atraviesa por una difícil situación financiera desde hace años, agravada en 2019 por la prohibición temporal de vuelo de los Boeing 737 MAX y los problemas con los motores Rolls Royce. La crisis del coronavirus, que ha puesto ahora en duda su viabilidad.

La aerolínea tuvo que cancelar el 85 % de sus vuelos y suspender temporalmente de empleo a cerca del 90 % de su plantilla a mitad de marzo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD