01-05-2020 / 14:00 h EFE

L'Auditori de Barcelona está impulsando en estos tiempos de "excepcionalidad" una estrategia de digitalización, que incluye un sello discográfico, para ser "más accesible y abierto al mundo", según ha explicado en una entrevista con Efe el director de la institución, Robert Brufau.

Brufau reconoce que ha sido la crisis provocada por la COVID-19 la que ha llevado a los gestores del centro a "hacer un paso en aspectos que tenían que venir más adelante" y ha desvelado que "esto nos llevará al lanzamiento de un sello discográfico digital y también a poder hacer retransmisiones en 'streaming'".

Un primer ensayo se está haciendo estos días con "L'Auditori en tu casa", un espacio dentro de la web "donde hemos colgado conciertos de la casa, tanto de la Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya (OBC), como familiares".

A la vez, a diario ofrecen por su Facebook un "'streaming simultáneo de un concierto con los principales auditorios de Europa y tenemos una Coronalist en Spotify, con una recepción muy positiva, porque miles de personas lo están siguiendo".

Brufau da a conocer que sólo durante la primera semana de emisiones desde Facebook "nos vieron más de 50.000 personas y la Coronalist tiene centenares de seguidores y va creciendo".

Con la programación de la temporada suspendida definitivamente desde el pasado miércoles, los gestores del Auditori están "muy pendientes" de todo lo que está dictando el gobierno español, primero sobre el estado de alarma, y ahora sobre el desconfinamiento, "conscientes de que nos tenemos que adaptar a las nuevas directrices a medida que nos vayan llegando".

"El escenario actual -asume Brufau- nos hace reflexionar sobre la fragilidad de nuestro sector y nos plantea la necesidad de detectar oportunidades que se van generando, como por ejemplo si seremos capaces de reunir a la orquesta o el distanciamiento social nos lo hará imposible".

A la vez, no esconde que están trabajando ya en la nueva temporada, "ilusionados con el nuevo proyecto artístico que presentaremos tan pronto como la situación nos lo permita".

En cuanto a las cancelaciones, con audiciones de Jordi Savall, James Blake o Valery Gergiev afectadas, Brufau es realista y admite que "en una casa en la que celebramos más de 500 conciertos por temporada resulta imposible encontrar una solución para todas las cancelaciones, aunque estamos estudiando los casos más sensibles".

En este punto, desliza que intentarán que se puedan llevar a cabo "los encargos que hemos hecho y que tienen el sello artístico de L'Auditori o proyectos educativos que implican a escuelas y organizaciones similares, como Cantània".

Sobre nombres concretos, destaca que con Jordi Savall el proyecto es a largo plazo y el concierto de Gergiev de Ibercamera se celebrará en enero de 2021.

Preguntado respecto a la afectación de la pandemia a nivel de los presupuestos de la institución, Robert Brufau contesta que se están realizando "diferentes proyecciones a nivel económico en base a los posibles escenarios en los que nos podamos encontrar".

"Parece que está claro -apunta- que cuantos más meses pasen sin poder generar ingresos, más delicada será la situación financiera para el sector, también para nosotros. Uno de los elementos clave, en el que todos ponemos el acento, es en la capacidad de venta que podamos tener en otoño en relación a la recuperación de confianza de nuestros públicos".

Convencido de que la música en un momento como el actual de "tristeza, angustia y vulnerabilidad, puede ser reconfortante", Brufau no duda en aseverar que "habrá un antes y un después de la pandemia en todos los sentidos".

En su opinión, ello quedará reflejado en la forma de "relacionarnos internamente, entre los trabajadores, y externamente, con los artistas y nuestro público. Todos aprenderemos alguna cosa y las organizaciones que nos dedicamos a la exhibición deberemos de hacer un paso hacia adelante en el ámbito digital y ser más creativos a la hora de definir nuestras estructuras financieras".

Además, sostiene que el mecenazgo cultural "se convertirá en una necesidad global y la sostenibilidad en todos los sentidos pasará a ser una de las variables a considerar en nuestra industria musical".

Robert Brufau concluye recordando que en estos tiempos de confinamiento los ciudadanos han consumido cultura de forma regular a través de internet, pero "también la gente sale a cantar desde sus balcones. Todo forma parte de una nueva necesidad de consumo y expresión cultural. Cuando lleguemos al final de la calle, quizá nos daremos cuenta de que en realidad estamos hablando de 'servicios esenciales'".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD