30-04-2020 / 16:13 h EFE

La fiscal general del Estado, Dolores Delgado, ha dado instrucciones para la organización de los servicios de las Fiscalías "en el nuevo escenario abierto" tras la aprobación del real decreto diseñado por el Ministerio de Justicia para evitar el colapso de los juzgados cuando se reanude su actividad.

Para el desarrollo de esas medidas, Delgado ha dictado un decreto con los criterios generales que deberán ser aplicados por los fiscales jefe para su adaptación a las distintas situaciones territoriales, según explica la Fiscalía en una nota de prensa.

En líneas generales, la fiscal general apuesta por la presencia progresiva de fiscales en sus sedes, el trabajo por turnos, el teletrabajo y el reparto equitativo de las tareas en función de las nuevas circunstancias.

Además acuerda mantener "temporalmente en suspenso las visitas o inspecciones presenciales" a las residencias de mayores o de personas con discapacidad, centros penitenciarios, centros de internamiento de extranjeros "o cualesquiera otras visitas de similar naturaleza, salvo que resulten absolutamente imprescindibles y sin perjuicio de la posible utilización de medios telemáticos".

El decreto ha sido comunicado al Ministerio de Justicia, a todas las Comunidades Autónomas, al CGPJ y a todos los integrantes de la carrera fiscal.

Para la reorganización del trabajo, la fiscal general pide que se tenga en cuenta la posibilidad de que los fiscales puedan estar entre la población de riesgo ante la COVID-19 como embarazadas, enfermos crónicos, y también a aquellos "con necesidades de conciliación de la vida personal y familiar suficientemente acreditada".

"En los supuestos de conciliación, ésta se tendrá en cuenta para organizar los posibles turnos u horarios de asistencia a las sedes", especifica.

Sin perjuicio de las medidas adoptadas en materia de seguridad laboral, los fiscales jefes deberán también analizar los espacios de su sede y la situación de sus plantillas par determinar el número máximo de fiscales y personal auxiliar que puede incorporarse presencialmente de manera gradual.

No obstante, advierte que continúa siendo "una prioridad" evitar los desplazamientos, por lo que invita a "potenciar" el uso de medios telemático y el teletrabajo, y pide mantener la atención al público por vía telefónica o a través del correo electrónico.

Los fiscales jefe serán además los encargados de organizar los turnos de asistencia de fiscales y personal auxiliar a las dependencias de las fiscalías .

Dentro de esta reorganización de servicios, la incidencia en los órdenes social y contencioso-administrativo será apreciable pero relativa, observa la fiscal general, al señalar que cabrá plantearse "el refuerzo de determinados servicios por parte de las jefaturas".

"Donde, sin duda, deberán reforzarse las plantillas es en la atención a los asuntos civiles", sobre todo, en lo referido a la "especial atención" que han venido prestando los fiscales delegados en la situación de las residencias de mayores, destaca Delgado.

De cara a la incorporación gradual a la actividad, la Fiscalía General del Estado ha pedido confeccionar un plan de contingencia, que identifique el riesgo de exposición al coronavirus de las diferentes actividades que se desarrollan en los centros de trabajo, para la adaptación "del presente decreto a sus directrices".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD