29-04-2020 / 17:12 h EFE

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) desarrollará este jueves una prueba de crecida de mantenimiento en el río Cinca, aguas abajo del sistema de embalses de Mediano y El Grado (Huesca) aprovechando la situación actual del sistema (con Mediano al 94 % y El Grado al 97 %).

La situación de ambos pantanos ya hacía necesaria la realización de desembalses para el mantenimiento de volúmenes de resguardo, por lo que se ha planteado esta maniobra que experimentará un modelo de crecida de mantenimiento, informa la CHE en una nota de prensa.

Esta acción se define en un trabajo conjunto de la Confederación y la Universitat de Lleida con el objetivo de avanzar en la renaturalización del régimen de caudales y la recuperación de la dinámica fluvial del tramo medio de este río.

El hidrograma de esta crecida controlada se basa en datos de crecidas naturales del tramo medio del Cinca y se prolongará durante 12 horas y tendrá una punta máxima de 350 m³/s durante una hora.

El efecto de estos caudales se notará desde la salida del sistema y hasta la desembocadura del río Vero y no alcanzarán niveles de afección en ningún caso.

Además, para mayor efectividad, la crecida cuenta con aportaciones a partir de la confluencia del río Ésera, donde actualmente el embalse de Barasona (Huesca) también está realizando desembalses para mantener su volumen de resguardo tras los episodios de lluvias de las últimas semanas.

Se trata de un primer paso para acometer trabajos de rehabilitación ambiental más integrales en un futuro próximo y definir el efecto de un programa de crecidas para la mejora de la conectividad lateral y de la reactivación del canal fluvial en el tramo medio.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD