28-04-2020 / 20:10 h EFE

La Comunidad ha puesto a disposición del personal sociosanitario que trabaja en los centros residenciales de la región un total de 50 apartamentos individuales mientras dure la alerta sanitaria por la COVID-19.

Es una alternativa para aquellos profesionales que, o bien por la dificultad de desplazarse hasta su centro de trabajo, o bien porque conviven con personas mayores o con patologías previas, requieren un alojamiento seguro en el que vivir de manera temporal y evitar así posibles contagios entre sus allegados.

A través de la iniciativa ‘Hacemos casa’ de la Consejería de Políticas Sociales ya han llegado las primeras cinco personas a estos apartamentos, ubicados en la calle Juan Bravo, en Madrid, cedidos y amueblados por IKEA.

Se trata sobre todo de personal asistencial y sanitario de residencias de mayores, y un educador social de un centro de protección a la infancia.

También se les ofrece manutención y se les financia el transporte mediante un servicio de taxi que facilita la propia empresa, tanto a la Comunidad de Madrid si vienen de fuera, como al centro de trabajo.

Para paliar la falta de personal derivada de la crisis sanitaria, la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS) ha realizado más de 1.520 contrataciones de trabajadores desde el inicio de la crisis en residencias de mayores y de personas con discapacidad, de las que más de 880 corresponden a personal de atención directa.

Asimismo, para la contratación de personal de servicios auxiliares, servicios de limpieza y servicios de cocina en los centros residenciales dependientes de la Dirección General de Atención al Mayor y a la Dependencia se han invertido 624.000 euros por parte del Gobierno regional.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD