26-04-2020 / 16:30 h EFE

El 60% de los municipios de la Comunidad Valenciana no ha registrado ningún contagio de COVID-19 en las dos últimas semanas, un dato que deberá ser tenido en cuenta en el momento de abordar la llamada “desescalada” tras el confinamiento, según ha explicado hoy el President Ximo Puig.

El fin del confinamiento en la Comunidad Valenciana tendrá en cuenta las diferencias entre distintas demarcaciones dentro de la propia Comunidad Valenciana, y para ello el Gobierno valenciano está diseñando una cartografía de la extensión del COVID-19. El momento de llevar el mapa al territorio llegará después de que el próximo martes el Gobierno aclare definitivamente los criterios unificados que cada comunidad autónoma deberá cumplir para poder empezar la normalización.

Así lo ha explicado hoy el President Puig en la rueda de prensa que ha ofrecido para relatar la conferencia de presidentes telemática celebrada esta mañana entre comunidades autónomas y Pedro Sánchez. Puig ha señalado, además, que la Comunidad Valenciana “estará en condiciones de cumplir los cuatro requisitos exigidos para comenzar la desescalada”.

"Estamos trabajando con un mapa en el que se ve que en el 60% de municipios no ha habido ningún caso en los últimos quince días, por lo que se actuará en consecuencia. Existe una cartografía respecto a distintos puntos de la Comunitat, pero se desarrollará en unidad con el plan general de desconfinamiento que conoceremos el martes. A partir de ahí veremos qué posibilidades de intervenir que tenemos", ha explicado.

Aunque Puig se ha pronunciado en todo momento con la máxima prudencia, porque "en este momento todavía no hay un itinerario seguro", sí se ha mostrado seguro de que la Comunidad Valenciana cumplirá las exigencias para iniciar el desconfinamiento.

Se trata de capacidades como la suficiencia de la Atención Primaria y la posibilidad de atender a los enfermos en circuitos diferenciados para los potenciales casos de COVID, junto a la suficiencia de camas de Cuidados Intensivos; la capacidad para detectar a tiempo los casos, que el President ha considerado clave para poder rastrear los contactos y salir al paso del virus antes de que vuelva a extenderse; o la posibilidad de aislar a las personas que estén contagiadas y no puedan hacer cuarentena en su domicilio.

Puig ha dejado claro que el mensaje de hoy ha sido el de unidad de acción, pero también el de la singularización, incluso dentro de cada comunidad: "el Presidente Sánchez ha hablado de la provincia como espacio de referencia, pero mañana seguirá esta discusión en el consejo de Sanidad con el ministro", ha recordado Puig antes de señalar que esa referencia, la provincial, podría encajar en la Comunidad Valenciana.

Finalmente, Puig ha hablado también de la necesidad y conveniencia de iniciar la salida del encierro, porque el confinamiento tiene costes económicos y también para la salud. Pero ha insistido en la obligación de que se mantenga una madurez ciudadana que ha considerado "enorme" durante la crisis del coronavirus.

“No estamos igual que antes, no estamos en condiciones de abordar la normalización como una vuelta a la situación de antes. No nos podemos permitir la relajación”, ha dicho, porque debemos ser conscientes de que “seguimos en la mitad del túnel y si ahora nos viéramos obligados a dar pasos atrás en el desconfinamiento, habría una gran frustración”.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD