25-04-2020 / 12:10 h EFE

El grupo municipal de Podemos ha sostenido hoy que el Ayuntamiento de Zaragoza podría disponer en un corto espacio de tiempo de 121 millones de euros para afrontar las consecuencias socioeconómicas de la crisis sanitaria.

En un comunicado, la formación morada ha asegurado que el consistorio tiene el remanente del pasado ejercicio y puede solicitar créditos bancarios para hacer frente de una manera inmediata a los problemas generados por la pandemia.

La solución que proponen desde el grupo es utilizar los 30 millones de euros correspondientes al remanente de 2019 y estudiar la posibilidad de solicitar préstamos bancarios a largo plazo por un valor de hasta 41 millones de euros, además de hasta 50 millones de deuda a corto plazo.

El portavoz municipal de la formación, Fernando Rivarés, ha señalado que "las severas consecuencias en las cuentas municipales" se pueden empezar a afrontar "de inmediato" haciendo "como la práctica totalidad de las familias y de empresas, que cuando tienen que invertir o gastar, pero carecen de financiación suficiente, acuden a la deuda".

Para el que fuera consejero de Economía en el pasado mandato de Zaragoza en Común, el remanente del presupuesto del pasado ejercicio, los 30 millones de euros no gastados a lo largo del año, no serán suficientes para hacer frente a los efectos inmediatos de la crisis.

Por eso, agrega una segunda pata, la captación de créditos, puesto que según señala Podemos el pasado ejercicio se cerró con un nivel de deuda del 96 % respecto a la capacidad financiera del Ayuntamiento.

"Eso supone que puede pedir hasta 41 millones de créditos largo plazo, puesto que la Ley de Haciendas Locales permite a los municipios un endeudamiento de hasta el 110%, una vez levantadas las restricciones financieras por parte del Gobierno central", explica Rivarés.

Para cerrar este bloque de recursos financieros el grupo ha apostado por la captación de créditos a corto plazo por valor de hasta 50 millones de euros a partir de octubre, "una medida a la que recurre habitualmente el consistorio para evitar tensiones de tesorería hasta que dispone del efectivo correspondiente al primer IBI y de los pagos aplazados de finales del pasado ejercicio".

Además de estas acciones, Rivarés ha pedido que se inicien las gestiones para captar líneas de ayuda preferentes provenientes del Estado y de la Unión Europea con las que hacer frente a los desembolsos que requerirá la crisis.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD