23-04-2020 / 17:52 h EFE

La Consejería de Sanidad ha pedido al resto de departamentos del Gobierno de Cantabria que preparen planes de contingencia ante la posibilidad de que se pueda producir un rebrote de la COVID-19 después de que sus trabajadores vuelvan a la actividad, lo que se producirá de forma "progresiva, escalada y separada en fases".

Así lo ha explicado su titular, Miguel Rodríguez, después de la reunión de la comisión de seguimiento de la COVID-19 entre los distintos departamentos del Ejecutivo, en la que también ha pedido a las otras consejerías que establezcan circuitos de identificación temprana de casos sospechosos para tratar de evitar los rebrotes.

Rodríguez ha explicado que el Gobierno de Cantabria tiene que ir trabajando en la vuelta a la actividad de sus consejerías, para lo que se van a emplear los criterios de mantener el teletrabajo cuando sea posible, que será el "fundamental", pero también analizando la vuelta al trabajo presencial.

El consejero de Sanidad ha precisado que esa vuelta al trabajo se hará bajo los "criterios básicos de distancia de seguridad y de medidas de prevención para evitar el contagio", recordando que "son especialmente delicados" los puestos de trabajo de cara al público.

"Se ha hablado de la reanudación de actividades en las distintas consejerías, que tiene que ser progresiva, escalada y separadas las fases al menos dos semanas entre la apertura de unas actividades y otras para poder ver el efecto que eso tenga en la evolución de la epidemia", ha resumido Miguel Rodríguez.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD