23-04-2020 / 17:30 h EFE

El Centro de Internamiento de Menores Infractores (CIMI) de Purchena (Almería) ha donado hoy las primeras 500 mascarillas a la Gestoría de Distrito de Atención Sanitaria del Poniente de Almería para su distribución entre a los colectivos más vulnerables y castigados por la crisis de la COVID-19.

Los jóvenes de este centro confeccionarán más de 3.500 mascarillas artesanales gracias a un taller solidario, organizado por la asociación GINSO e impulsado por la Junta de Andalucía.

Según ha informado el CIMI en una nota, los jóvenes infractores se han querido sumar así a las iniciativas sociales que "está promoviendo la sociedad civil para sumar esfuerzos a los ya realizados por los organismos públicos para juntos combatir esta situación de emergencia social".

La mitad de las mascarillas confeccionadas en este taller irán dirigidas a los mayores de la zona próxima a Purchena, una parte a la residencia de mayores de Serón y el resto será distribuido por los servicios municipales de Atención Domiciliaria de Purchena, Olula del Río, Fines, Oria y Tíjola.

La otra mitad de las mascarillas irán destinadas a la Gestoría de Distrito de Atención Sanitaria del Poniente de Almería, dependiente de la Consejería de Salud y Familias, que distribuirá este material según el criterio de la propia administración provincial y que hoy ha recibido las 500 primeras unidades.

Gocotex, una empresa textil especializada en el entorno sanitario y de Cuerpos de Seguridad del Estado, ha cedido las telas y las gomas para la confección de las mascarillas, y Corte Textil C.B, un grupo especializado en confección textil, ha cortado el patrón.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD