22-04-2020 / 14:42 h EFE

Zaragoza, 22 abr El valor de la salud y del trabajo centrarán este año la celebración de UGT y CCOO en un Primero de Mayo inédito, con una movilización virtual y reivindicativa que incluirá una "manifestación" compuesta por vídeos y fotografías y un concierto solidario impulsado por las confederales con varios artistas, entre ellos, el zaragozano Kase.O.

Una movilización en el Día del Trabajo obligada en estas circunstancias por la pandemina del coronavirus que han explicado en una rueda de prensa telemática los líderes de UGT y CCOO en Aragón, Daniel Alastuey y Manuel Pina, quienes han recordado a las víctimas de la enfermedad y sus familias y han elogiado la labor de quienes trabajan en todos los servicios esenciales, tanto públicos como privados, en muchos casos con escaso valor social, feminizados y precarizados.

Muchos de estos trabajos, ha apuntado Pina, no tenían una buena valoración social antes de esta crisis y ahora se percibe su importancia cuando en su momento se puso en cuestión las dos importantes subidas del Salario Mínimo Interprofesional que les afecta en una buena parte.

También han aludido a los trabajadores que están sufriendo las consecuencias de la pandemia con expedientes de regulación de empleo temporal -en Aragón, según los últimos datos del Gobierno autonómico, 64.769- y los empleados temporales, que en toda crisis "acaban pagando los platos rotos" y son primeros que sufrieron despidos, casi 25.000 en Aragón una semana antes de la declaración del estado de alarma, ha enfatizado Pina.

Se trata, ha resaltado Alastuey, de una crisis global ante la que hay que hacer reivindicaciones globales en el ámbito de un Primero de Mayo más internacional si cabe, dado que de esta situación sólo se podrá salir con los esfuerzos coordinados y la solidaridad de todos los países, en especial de la Unión Europea.

Dada la situación, y desde el diálogo social, ha agregado, es necesario prolongar las medidas puestas en marcha en España que han permitido a las empresas estar en "stand-by" y facilitarles liquidez, en las prestaciones que protegen a los trabajadores y la implantación con urgencia de la renta mínima vital para proteger a los colectivos que carecen de prestaciones.

El objetivo es que las empresas lleguen "vivas" al final de la crisis sanitaria y no se pierda empleo, ha remarcado Alastuey, aunque la desescalada, ha apostillado Pina, se irá produciendo con un análisis de los procesos productivos, cuando las circunstancias sanitarias lo permitan y se pongan los medios de seguridad en cada sector.

Para Alastuey, es necesario, una vez superada la pandemia, "repensar" el modelo económico del país y el equilibrio entre el trabajo y el beneficio privado, ya que ha quedado patente que lo que sostiene esta crisis es el trabajo de los sectores esenciales.

A su juicio, el trabajo como valor social debe ser el primordial en un nuevo modelo económico conjugando lo digital, que "ha venido para quedarse" como se ha demostrado con el teletrabajo, y de relaciones laborales con salarios dignos y recuperación de derechos, y un replanteamiento de la globalización, por la patente dependencia en suministros de terceros países, como es el caso de los productos sanitarios de protección.

Pina ha defendido hacer una auditoría para evaluar qué ha pasado en la sanidad y en las residencias una vez han reconocido el Gobierno central y los autonómicos que el índice de contagios entre los profesionales de ambos sectores tiene que ver con la ausencia de equipos de protección, y también priorizar las inversiones en ese sentido, para estar preparados por si se alarga esta crisis o surge otra similar.

Por tanto, ha apuntado Alastuey, los sindicatos no renuncian a la derogación de la reforma laboral, aunque esa reivindicación quede aparcada a la superación de la crisis sanitaria para impulsar una reconstrucción con más derechos de los trabajadores.

En todo caso, ha advertido de que esta crisis va a tener una factura "brutal", y aunque ambos consideran que por el peso de la industria Aragón puede sufrir menos que las autonomías que dependen más del turismo, Alastuey ha hecho hincapié en que los trabajadores no pueden ser quienes la asuman, y por tanto es necesario también una nueva fiscalidad.

En ese sentido, Pina ha insistido en que el sostenimiento de los servicios públicos solo se pude conseguir con una fiscalidad justa y progresiva, y ha señalado que "no es posible soplar y sorber a la vez" y que haya comunidades que reclamen fondos cuando se dedican a bajar impuestos. A su juicio, habría que excluirlas de los fondos europeos que puedan llegar.

Por otra parte, Alastuey ha recordado que el 28 de abril se celebra el día internacional de la salud laboral y precisamente la salud, ha agregado, es la llave de la vuelta a la actividad, de la demanda y el consumo, y se está poniendo a prueba de manera decisiva, de forma que si de esta crisis sanitaria no se sale con la conciencia de que hay que cuidar la salud, "no habremos aprendido absolutamente nada".

Este Primero de Mayo la prioridad es la salud, las vidas y las consecuencias directas de la COVID-19, sin olvidar las reivindicaciones laborales, ha enfatizado Pina.

Este Día del Trabajo inédito comenzará a las 10.00 horas con una rueda de prensa telemática de los líderes nacionales de UGT y CCOO que dará paso, a las 11.00, a la que ofrecerán Alastuey y Pina en Aragón, a un homenaje a los servicios esenciales en esta crisis, a una manifestación virtual a las 13.30 horas en distintas redes sociales que recogerá vídeos y fotografías de quienes quieran participar.

Ya por la tarde, distintos artistas ofrecerán un concierto entre las 18.00 y 19.45, entre ellos Kase.O, y la jornada acabará a las 20.00, con el aplauso solidario, al mundo del trabajo en general. EEF

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD