20-04-2020 / 19:51 h EFE

Los líderes de las principales organizaciones sindicales y empresariales de Aragón han vuelto a constatar su unidad y objetivos comunes para salir de la crisis económica que ha provocado la pandemia de la COVID-19 y han recordado a los parlamentarios que el coronavirus no tiene ideología.

Ha sido ante la Comisión de Economía de las Cortes de Aragón, que ha dado esta tarde la posibilidad a los representantes de UGT, CCOO, Cepyme y CEOE de Aragón, Daniel Alastuey, Manuel Pina, Aurelio López de Hita y Ricardo Mur, respectivamente, de explicar por vía telemática su visión de las previsibles consecuencias que sobre la economía y el empleo va a tener la crisis sanitaria del coronavirus.

Una salida en la que el líder de CEOE ha asegurado que estas organizaciones van a estar al lado del Gobierno de Aragón, "aunque tengamos que dejar algunos postulados como empresarios" y por eso también ha pedido "olvidar por un tiempo" planteamientos ideológicos porque "no tenemos tiempo y necesitamos tomar decisiones prácticas", además de "un plan claro, dar certidumbre y confianza".

Y es que Mur cree que "el miedo y la incertidumbre va a ser igual o más dañina que el confinamiento" porque puede aplazar decisiones de consumo, ha defendido la necesidad de planes específicos sectoriales y de promover el tejido productivo local para evitar el actual grado de dependencia del mercado asiático, como se ha puesto de manifiesto con el material de protección frente al contagio, "aunque sea más caro". "No se puede externalizar a cualquier precio", ha sentenciado.

Aunque se ha mostrado partidario de una renta básica ha advertido de que la decisión de prolongarla en el tiempo no se puede improvisar sino que requiere un "análisis profundo y un debate parlamentario" mientras que Daniel Alastuey cree que la medida de una renta mínima es "sumamente acertada" pero se necesitan fondos para ello.

Mur, quien cree que si el confinamiento se hubiera adoptado una semana antes no se hubiera llegado a esta situación, ha reclamado rapidez en la gestión de las prestaciones y un "reparto equitativo de la crisis" al recordar que mientras unos 180.000 trabajadores se han visto afectados por ERTES, jornadas o salario y hay empresarios y autónomos que además de quedarse su salario a cero han adquirido deudas "los trabajadores públicos no se han visto afectados".

Una valoración que le ha afeado Daniel Alastuey, quien le ha preguntado a "qué solidaridad se refiere" al advertir que son empleados públicos los sanitarios, educadores, las fuerzas de seguridad, los bomberos, los forestales y "los que están tramitando los ERTES". "Todos cumplimos con nuestro deber", ha asegurado.

Alastuey también ha respondido al requerimiento de VOX de si estarían dispuestos a renunciar a las subvenciones o si los liberados sindicales se han incorporado a trabajar y le ha recordado que ni su papel ni el de los políticos es "ir a curar enfermos" sino que a lo que se dedican con el dinero de los afiliados y de las "pocas subvenciones" que reciben es a defender los derechos de los trabajadores.

A este respecto también se ha pronunciado López de Hita, quien ha advertido de que "si no existiera UGT y CCOO habría que inventarlos" y ha asegurado que "los enemigos del sistema productivo no son ni las organizaciones sindicales ni empresariales", entidades que, como ha incidido previamente Manuel Pina, son "servicios esenciales".

El líder de Cepyme tampoco se ha mostrado partidario de condonar la deuda como ha defendido VOX salvo "cuando sea necesario" y apuesta por racionalizar la carga fiscal, aplazarla y "en lo posible, insuflar liquidez" pero analizando caso por caso.

También ha abogado por una moratoria para el cobro de los bancos de 6 a 12 meses, por la agilización del pago de los ERTES, por el fomento del consumo cuando acabe la crisis y por medidas de dinamización de la vida social y cultural.

Ante la preocupación mostrada por CHA por la situación de los jóvenes, con una generación que se ha enfrentado a dos crisis consecutivas, López de Hita ha advertido de que este colectivo "seguirá teniendo problemas porque el sistema educativo sigue sin tener en cuenta qué tipo de formación quiere para nuestros jóvenes".

Desde CCOO Manuel Pina ha justificado la lentitud en el pago de los ERTES en el "bloqueo" en el que se encuentra el SEPES ya que mientras en la crisis de 2008 se presentaron en todo el año 1.700 ERE, en esta crisis se han presentado cerca de 20.000 ERTES en tres semanas, con 160.000 trabajadores afectados.

Pina también ha advertido de que la forma de salir de la crisis no puede ser a través de la condonación de impuestos por lo que defiende una fiscalidad progresiva y al igual que el resto de intervinientes ha dicho que la primera medida para salir de esta crisis es salvaguardar la salud de las personas y, después ,"intentar proteger a los empleos y empresas" para tratar de perder el menor número de ellos así como aplicar medidas "especiales" por sectores.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD