18-04-2020 / 16:20 h EFE

La dirección de la factoría del Grupo PSA en Vigo ha acordado este sábado con los sindicatos SIT y UGT un expediente de regulación temporal de Empleo (ERTE) por causas organizativas y de producción para reanudar gradualmente la actividad productiva y que sólo afectará al personal laboral fijo.

Razón por la que no lo han suscrito CCOO, CIG ni CUT, también con representación en el comité de empresa de la planta de Balaídos.

El nuevo ERTE, según ha informado PSA, entrará en vigor cuando concluya el actualmente en vigor por causa de fuerza mayor y se prolongará hasta final de año.

El expediente, que engloba también el personal indefinido con contratos a tiempo parcial, contempla un máximo de 90 días laborables como jornadas de suspensión y se desarrollará en dos fases.

Una primera para la reanudación de actividad, con integración progresiva de los equipos y compatible con la aplicación de las medidas de prevención reforzadas Covid-19 y de aislamiento de personas; y una segunda para usar en los días no laborables por causa de la reducción de las ventas de vehículos hasta final de año.

El nivel de cobertura será del 80 % del salario de los días de suspensión más la parte proporcional de pagas extras, y del 100 % del salario en vacaciones.

El ERTE establece para el personal eventual una remuneración mínima de 80 horas al mes y el compromiso de que tengan prioridad para volver a ser contratados cuando haya actividad si se extingue el que tienen en vigor antes de 12 meses.

CCOO y CUT han decidido no suscribir el ERTE porque entienden que tendría que haber sido tramitado a la luz de los criterios del Gobierno, que buscan proteger a todos los trabajadores, también a los temporales y en condiciones más precarias.

El aprobado por PSA Vigo distingue entre personal eventual y fijo y no ha sido negociado desde la excepcionalidad que supone una situación como la pandemia del Covid-19, esgrimen los sindicatos discrepantes.

“Los eslabones más débiles de nuestra plantilla, eventuales y tiempos parciales, vuelven a ser los más precarizados en una situación tan extraordinaria como ésta”, señala CCOO, que explica que no suscribe el ERTE "por coherencia y responsabilidad".

Tampoco lo suscribe la CIG, que ha denominado al ERTE como “atraco selectivo”, y que critica a una dirección “incapaz de anteponer su plantilla a los retos que supone la lucha contra la amenaza del Covid-19” y que peca de "avaricia".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD