17-04-2020 / 18:51 h EFE

La directora general del Elche, Patricia Rodríguez, afirmó este viernes que la entidad ilicitana y todos los clubes que componen LaLiga van a hacer todo lo posible para jugar lo que resta de competición para mermar los efectos económicos ocasiona dos por la pandemia del coronavirus.

“En los planes de LaLiga no se contempla no volver a jugar”, dijo en una videoconferencia la dirigente vasca, quien recordó que los clubes mantuvieron ayer una reunión por videoconferencia de tres horas cuyo tema principal fue el “protocolo de vuelta a los entrenamientos”.

“Lo primero es la salud de los jugadores, cuerpo técnico y trabajadores. Por eso el protocolo es muy estricto y va requerir grandes esfuerzos porque va enfocado a acabar la competición cubriendo todo tipo de riesgos”, argumentó.

La dirigente justificó el regreso a la actividad deportiva al señalar que se realizará con la “máxima seguridad, al igual que sucede con los trabajadores de otras empresas y sectores”.

“No sé cuándo se podrá jugar a puerta abierta, porque la prioridad ahora es jugar para minimizar el impacto del COVID19. No es algo que dependa de nosotros, sino del Gobierno”, insistió la mandataria del Elche.

Patricia Rodríguez, que realizó estas declaraciones de forma virtual en una rueda de prensa ofrecida desde su domicilio, se mostró convencida de que la crisis económica del coronavirus tendrá su reflejo en la próxima temporada.

“Va a impactar y mucho, al igual que en otros sectores. Creo que bajarán los importes por traspasos y también los salarios de jugadores y técnicos. Los límites de los clubes para la próxima temporada se verán reducidos y eso afectará a las plantillas”, pronosticó la directora general.

La dirigente dijo estar tranquila por el futuro de los jugadores que acaban contrato el 30 de junio, ya que recordó que la FIFA no abrirá el nuevo mercado hasta que concluya la temporada.

A pesar de que la entidad ha presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), Rodríguez desveló que el club dejó “la puerta abierta” con la plantilla para “seguir hablando y negociando” sobre una reducción del salario.

“Entiendo que pueda haber malestar porque a nadie le resulta agradable que se vea reducido su salario. No es una decisión fácil que fue meditada. Es fruto de una situación excepcional que requiere medidas extraordinarias”, dijo la dirigente vasca, quien recordó que el ERTE es algo habitual durante la actual crisis en muchas empresas y sectores.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD