12-04-2020 / 17:00 h EFE

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, ha agradecido al servicio nacional de salud (NHS, en inglés) que le haya "salvado la vida" y admite que estuvo a punto de perderla por la COVID-19, en un vídeo difundido este domingo tras recibir el alta hospitalaria.

En la grabación colgada en Twitter, Johnson, vestido con traje y corbata, dice que le resulta difícil "encontrar las palabras" para expresar "su deuda" con el NHS y agradece su atención a los profesionales que le atendieron.

En particular, se refiere a los enfermeros Jenny, de Nueva zelanda, y Luis, de Portugal, que estuvieran a su lado durante 48 horas en la unidad de cuidados intensivos, donde pasó tres noches, "cuando las cosas podrían haber ido en una u otra dirección" e hicieron "las intervenciones necesarias" para estabilizar los niveles de oxígeno.

En el vídeo, Johnson, de 55 años, también agradece a los británicos que respeten las restricciones impuestas para evitar la propagación del virus y proteger "el mayor activo" del país, el NHS.

El primer ministro recibió hoy el alta pero seguirá convaleciente en la residencia oficial campestre de Chequers, mientras el ministro de Exteriores, Dominic Raab, le sustituye al frente del Gobierno.

Su salida del hospital coincide con crecientes críticas al Ejecutivo por la ausencia de equipamiento protector necesario para los profesionales del NHS y un aumento del número de muertes por el nuevo coronavirus en el Reino Unido.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD