07-04-2020 / 16:21 h EFE

La Fundación Vicente Ferrer se ha unido a la lucha contra la COVID-19 en el sur de la India fabricando mascarillas y geles desinfectantes y repartiendo más de 4.000 platos cocinados entre migrantes, trabajadores asalariados sin trabajo y otras personas en situación vulnerable.

Según ha informado este martes en un comunicado, le ONG está trabajando con las autoridades locales en la apertura de un centro de aislamiento en el hospital de Bathalapalli, donde se organizan talleres de artesanía para mujeres con discapacidad que elaboran mascarillas con la ayuda de voluntariado.

Los tres hospitales de la Fundación Vicente Ferrer en el sur del país han cancelado sus consultas, servicios externos y cirugías a causa de la pandemia, pero mantienen la atención a embarazas y los partos.

Otras instalaciones de la ONG como colegios u oficinas, vacíos tras el decreto de confinamiento de la población, han quedado a disposición de las administraciones para gestionar una crisis sanitaria que, según advierte la fundación, podría hacer estragos en la India por su superpoblación y el alto índice de pobreza.

Ante esta situación, se han impulsado actividades de concienciación en zonas rurales para que se adopten los hábitos de higiene requeridos para atajar la propagación del coronavirus.

Además, en localidades como Anantapur, la ONG está distribuyendo más de 4.000 platos cocinados todos los días, así como raciones secas y provisiones esenciales, para personas en una situación vulnerable que sufren las consecuencias del aislamiento social.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD