06-04-2020 / 19:11 h EFE

Investigadores de la Universidad de Barcelona (UB), el Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona (ICMAB-CSIC) y el Sincrotrón ALBA han desarrollado, en colaboración con el Instituto Paul Drude de Berlín, el primer estudio sobre ondas magnetoacústicas, que podrían dar paso a nuevas posibilidades de comunicación en un chip.

La investigación, publicada en "Physical Review Letters", sugiere que estas ondas de espín acústicas pueden "viajar a largas distancias" -hasta centímetros- y tener mayores amplitudes que las ondas de espín hasta ahora conocidas, generadas por un campo magnético.

Las ondas magnetoacústicas analizadas aportan, además, una mayor eficiencia energética y podrían utilizarse para transportar información, procesar datos o alimentar pequeños motores.

Los investigadores desarrollaron el estudio utilizando el PEEM, un microscopio electrónico de fotoemisión, en el Sincrotrón ALBA, donde se obtuvieron imágenes de las ondas de magnetización, que se sincronizaron con los pulsos de luz del sincrotrón para obtener un contraste magnético en las instantáneas.

El resultado conseguido refleja nuevos hallazgos como, por ejemplo, que estas ondas existen a distintas frecuencias y longitudes y que es posible crear interferencias de onda, según explica Ferran Macià, líder del proyecto en el Instituto de Nanociencia y Nanotecnología de la UB y el ICMAB.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD