06-04-2020 / 17:12 h EFE

Dos de los ocho cachorros de lince ibérico nacidos esta temporada en el centro de cría en cautividad de El Acebuche, situado en el Espacio Natural de Doñana, han fallecido a los tres días de vida como consecuencia de problemas en su desarrollo, según ha informado hoy el Programa Lynx ex situ.

Se trata de dos de las tres crías que parió la hembra Nota el pasado lunes 30 de marzo, siendo este un parto prematuro al tener lugar en el día 61 de gestación, cuando la media suele ser entre el día 63 y 66 de gestación.

Aunque el parto se desarrolló con normalidad y Nota estuvo atendiendo en todo momento a su camada, desde el programa se llevó a cabo un seguimiento intensivo mediante videovigilancia, ya que, aunque fueron sólo dos días de antelación respecto a la fecha estimada del parto, los últimos momentos de la gestación son muy importantes en el desarrollo definitivo de los cachorros.

Las crías, han añadido desde el programa en un comunicado, mostraron en los primeros días un comportamiento que no indicaba que hubiera problema alguno en su desarrollo, si bien el jueves 2 de abril se detectó a primera hora de la mañana que una de ellas mostraba muy poca actividad, falleciendo horas más tarde.

A últimas horas de ese mismo día también se apreció que otro de los cachorros comenzaba a mostrar menor actividad y, tras valorar el equipo del centro la dificultad de poder actuar y los inconvenientes de realizar una posible extracción, se priorizó hacer un seguimiento intensivo del tercer cachorro, que no mostraba ningún tipo de señal de debilidad o afección, y no intervenir.

El segundo cachorro falleció en torno a las 23:00 horas.

Desde 2005, en el programa de conservación ex -situ se han registrado un total de cinco partos en días próximos al final de la gestación (59-61 días), con once cachorros nacidos de los cuales solo uno se pudo sacar adelante en 2008, lo que muestra la dificultad de que cachorros nacidos de forma prematura a la fecha de gestación óptima, se puedan desarrollar con éxito.

Finalmente el viernes 3 de abril, viendo que los registros de tiempo de lactancia del tercer cachorro eran muy inferiores a los de los registros históricos con los que cuenta el centro, se decidió sacarlo de la paridera aprovechando el manejo de alimentación de la madre, para hacerle un chequeo completo y conocer su estado.

Al comprobar que se encontraba en perfecto estado y que no mostraba ninguna irregularidad en las pruebas realizadas, se decidió devolverlo con Nota, la cual sigue cuidándolo perfectamente.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD