06-04-2020 / 13:21 h EFE

La Audiencia de Badajoz ha condenado a dos años de prisión y al pago de 1,4 millones de euros a quien fuese administrador único de Cárnicas Oliventinas, Zoilo Pazos (sobrino del empresario ya fallecido José María Ruiz Mateos), a quien se le acusa de un delito de insolvencia punible tras desviar dinero de la compañía.

El juzgado pacense considera probado en su sentencia que el acusado desvió ese dinero del matadero de Olivenza a otra empresa de la que era también administrador único.

La Audiencia provincial, que también le condena a una multa de 18 meses a razón de una cuota diaria de 10 euros, le condena como autor de un delito de insolvencia punible, con el atenuante de dilaciones indebidas.

Los hechos se remontan a julio de 2010 cuando el acusado se convirtió en administrador único de la mercantil Cárnica de Olivenza y adquirió la deuda que ésta tenía con una entidad bancaria (Caja Rural de Almendralejo), que ascendía a 6,35 millones de euros.

Al mismo tiempo firmó un nuevo préstamo hipotecario con la misma entidad bancaria por un importe de 6,1 millones de euros, destinados a la realización de inversiones.

Estas dos cantidades, indica la sentencia, de forma inmediata "prácticamente desaparecieron por medio de una transferencia por importe de 1,4 millones que ordenó el acusado a favor de otra mercantil de la que también era administrador único".

La mercantil cárnica, debido a la falta de liquidez, tuvo que entrar en concurso de acreedores en marzo de 2011, ocho meses después de la firma del contrato de gestión.

Contra la resolución cabe recurso de casación ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

Los hechos fueron juzgados en la Audiencia de Badajoz el pasado enero.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD