04-04-2020 / 11:50 h EFE

La Asociación de Consumidores Irache ha atendido en los últimos días más de novecientas consultas sobre cancelaciones de todo tipo debido a la situación creada por el coronavirus.

Las actividades anuladas van desde vuelos, trenes y viajes organizados hasta conciertos, cursos o celebraciones de boda, por ejemplo, y en muchos casos los afectados no saben cómo actuar, ha explicado la asociación en un comunicado.

Los casos más habituales, señala Irache, se están dando en el transporte aéreo, ya que muchas personas han visto cómo sus vuelos programados han quedado cancelados, por lo que según la asociación los consumidores tienen derecho a que se les devuelva el coste íntegro del billete.

El problema, agrega, está en los vuelos que están previstos para dentro de varias semanas o meses, ya que no todas las compañías están actuando de la misma manera.

Algunas de ellas están ofreciendo cambios gratuitos o bonos por un año. Hay consumidores que aceptan estos cambios y otros prefieren esperar más tiempo antes de tomar una decisión.

También se atiende a muchas personas que se están planteando cancelar otro tipo de reservas de hoteles, conciertos, camping o casas rurales, por ejemplo. Irache consideras que, si es el empresario quien cancela la reserva o actividad y, si no llega a un acuerdo con el consumidor, tendrá que devolverle el dinero.

Desde Irache se considera que "esta situación excepcional que vivimos se trata de una causa de fuerza mayor, que no podía ser prevista por el consumidor en el momento en el que contrató los servicios", por lo que recomienda contactar con la empresa y tratar de alcanzar un acuerdo amistoso.

En otros casos, el consumidor tiene contratado a través de una agencia un viaje combinado, que incluye, por ejemplo, los vuelos y el alojamiento.

Para Irache, en el supuesto de que el viaje haya sido cancelado con motivo del COVID-19, el organizador, o en su caso el minorista (agencia de viajes), podrá entregar al consumidor o usuario un bono para ser utilizado dentro de un año desde la finalización de la vigencia del estado de alarma y sus prórrogas, por una cuantía igual al reembolso que hubiera correspondido.

Transcurrido el periodo de validez del bono sin haber sido utilizado, el consumidor podrá solicitar el reembolso completo de cualquier pago realizado. También puede pedir ya directamente la devolución en virtud de la ley de viajes combinados.

Se ha atendido asimismo a varias personas que tenían reservada la celebración de su boda para comienzos de verano. Algunos establecimientos solo están ofreciendo el cambio de fechas para agosto, septiembre u octubre, sin posibilidad de devolución.

En algún caso se añade la dificultad de que, con el posible cambio de fechas, los novios no encuentran alojamiento en ningún hotel de la ciudad.

Irache destaca que, más allá de la respuesta de las empresas y de los derechos que asisten a los consumidores, es conveniente que estos consulten en sus reservas las condiciones de contratación y comprueben si contrataron algún seguro de anulación, así como sus coberturas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD