01-04-2020 / 19:30 h EFE

Trabajadores de residencias de mayores de distintos puntos de España, dos de ellas en la región de Murcia, se han sumado en los últimos días al confinamiento voluntario en los geriátricos con el fin de dar apoyo a los ingresados para protegerles del contagio del coronavirus.

Desde que el Gobierno decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo, se han ido sucediendo los casos de encierros voluntarios de cuidadores, que han dado este paso con el fin también de evitar que sus familias puedan caer enfermos por el COVID-19.

En Murcia capital están confinados en el Residencial Vip Suites, del barrio de San Basilio, y en San Javier, en Lozar, de Santiago de la Ribera.

En la residencia San Jerónimo de Estella, conviven desde el inicio de la cuarentena 62 mayores junto a unos 15 miembros de la plantilla del centro, con su director, David Cabrero, a la cabeza.

Las capitanas de la selección española de fútbol, Irene Paredes, Jenni Hermoso y Virginia Torrecilla, han enviado este miércoles un mensaje de ánimo a los ancianos y, de paso, han agradecido el gesto de los trabajadores de confinarse con ellos.

"Ojalá todo el mundo cuidara a nuestros mayores como vosotros lo estáis haciendo", han agradecido las futbolistas en el vídeo.

Cabrero ha expresado que los empleados "lo están dando todo y tienen ganas de seguir".

"Nuestras familias nos lo agradecen menos. Pero es un compromiso que hemos tomado y nos apoyan en nuestra decisión, nos animan y dan fuerza para estar aquí", ha comentado con buen ánimo el director del centro.

En Extremadura, en varios municipios se ha extendido el gesto solidario de los trabajadores de esas residencias, que han optado también por acompañar las 24 horas a los internos tras la suspensión de las visitas de familiares.

La mitad de los sesenta trabajadores del Centro Residencia Servimayor, en la localidad cacereña de Losar de la Vera, llevan ya una semana encerrados con el centenar de internos.

El presidente de la cooperativa y residente en el centro, Martín González, de 83 años, ha explicado a Efe que "de momento todo, marcha muy bien".

"Seguimos sin ningún positivo y tanto los trabajadores como los residentes estamos asintomáticos, por lo que estamos muy contentos y satisfechos", ha valorado González, quien ha añadido que nunca tendrá suficientes palabras de elogio para los cuidadores.

En la residencia "Catalina Curiel" de Almaraz, la decena de trabajadores que está en clausura voluntaria desde el pasado 28 de marzo se han conjurado en mantenerla "hasta que termine la pandemia", ha explicado a EFE la enfermera Ana María Sierra.

En la provincia de Badajoz, una docena de empleados de la residencia de mayores "Nuestra Señora del Buen Suceso" de Castuera se unió a la ola de solidaridad el pasado fin de semana.

Según Raquel Caballero, la directora del geriátrico, gestionada por una asociación sin ánimo de lucro, ver en las noticias lo que estaba ocurriendo en algunas residencias de mayores les ponía "los pelos de punta", por lo que decidieron confinarse con los abuelos para "bajar al máximo el riesgo de contagio".

"Estamos muchísimo más tranquilas de cara a nuestra familia y, sobre todo, de cara a los abuelos", ha comentado Caballero.

La localidad segoviana de Aguilafuente, de unos 600 habitantes, despierta desde hace unos días con más de una decena de colchones tirados en el suelo de las zonas comunes para cobijar a catorce trabajadores.

El director de la residencia, Agapito Fernández, aclara que no pretenden ser un ejemplo, sino cumplir con su obligación: "No somos héroes ni nada, solo unos humildes trabajadores".

No lo ven así los internos, ajenos por ahora al contagio, quienes valoran el sacrificio hecho. "Igual que a los soldados les dan la Laureada, todo el personal de este recinto se merece una matrícula de honor", ha opinado Francisco Herrero, de 96 años.

En el centro de mayores del municipio de Pechina (Almería), seis empleados permanecen confinados y esperan el relevo a partir del próximo día 8 con el fin de no dejar solo a los mayores.

La plantilla también va a hacer turnos en el centro asistencia de San Torcuato de Villaralbo (Zamora), con el fin de dividirse las cuatro semanas de aislamiento y reducir el riesgo de contagios.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD