01-04-2020 / 18:40 h EFE

La Fundación Columbus ha alertado del riesgo del Covid-19 para personas con cáncer o enfermedades raras y recomienda seguir con especial cuidado las medidas de prevención y además mantener un contacto directo con el equipo médico que sigue los casos.

En un comunicado, han incidido en que pese a que todavía no se sabe todo sobre la evolución y el comportamiento del coronavirus en pacientes con cáncer, esta infección nueva podría dificultar más la vida de las personas que están recibiendo tratamientos oncológicos, ya que su sistema inmune está debilitado.

Por ello, es necesario que pacientes y familiares estén informados sobre las recomendaciones específicas para evitar el contagio y también saber cómo deben actuar en caso de tener síntomas.

De la misma manera, en España hay más de tres millones de personas que conviven con enfermedades raras, algunas muy graves y especialmente sensibles a los efectos adversos del coronavirus y la situación actual "les impide disponer del seguimiento que tenían antes, como consultas de fisioterapia o logopedia".

"Las rutinas en la escuela y esos cuidados se han tenido que posponer o adaptarse por el confinamiento, porque ahora más que nunca hay que evitar la sobreexposición de estos niños", ha comentado la directora de la Fundación Columbus, Ana Gómez, quien ha señalado que los expertos aconsejan seguir las mismas recomendaciones que la población general.

Desde la Fundación Columbus se sigue de cerca el estado de los pacientes oncológicos, tanto de aquellos que ya recibieron su terapia de protones a través de la mediación de la organización, como de los que acaban de comenzar el tratamiento.

Este es el caso de Alma, una pequeña de 3 años, que se trasladó hace dos semanas junto a sus padres a Essen (Alemania) para recibir protonterapia y se encuentra en todo momento controlada por el personal sanitario para evitar un posible contagio.

"Para los padres que tenemos niños con cáncer las medidas para no contraer el coronavirus no nos son ajenas: la mascarilla, lavarse las manos… En el hospital donde estamos, ahora solo puede ir un acompañante. Nosotros estamos haciendo un confinamiento voluntario por Alma", ha contado su padre, Miguel.

Ha asegurado que siguen las mismas medidas que empezaron en España en octubre y además de tener precaución por ella, también la tienen por ellos, porque si se contagiaran "sería una catástrofe" y ha explicado que a la pequeña le quedan 18 sesiones de protones y de momento "toda va genial".

La Fundación también ha recordado el caso de Irai, que recibió en mayo de 2019 un innovador tratamiento con terapia génica para hacerle frente a la deficiencia de aminoácido aromático de descarboxilasa (deficiencia de AADC), una enfermedad rara que le impedía estar sentada, mantener la cabeza erguida o usar sus brazos o piernas.

Según ha explicado su madre, Carolina, Irai se recupera en casa pero sin poder seguir con las rutinas que le ayudaban a mejorar, algo que "echa de menos".

"Estamos intentando sobre todo que no pierda nada de lo que estaba ganando, que era mucho. A nivel de logopedia, le estamos dando ahora muchos sólidos, para ayudarle a reforzar todo el tema bucal y que aprenda más a masticar, cosa que aún le cuesta. También intentamos trabajar la vocalización y que experimente mucho a nivel táctil"m ha explicado.

Respecto a la fisioterapia, ha añadido, "la dejamos bastante en el suelo con cosas que no estén a su alcance de una manera fácil, para que se tenga que desplazar".

Desde la Fundación han transmitido que "quedarse en casa también debe ser un ejercicio de responsabilidad frente a estas personas más vulnerables".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD