01-04-2020 / 14:42 h EFE

Un estudio de la Fundación Ferrer i Guàrdia alerta de que el acceso a las nuevas tecnologías no resuelve en sí mismo las desigualdades, pues el uso de estos dispositivos está condicionado por "la motivación por aprender y la utilidad percibida" que tienen las personas de los mismos.

En un comunicado remitido este miércoles, esta entidad sin ánimo de lucro -que ha publicado un artículo bajo el título "La brecha digital en las personas atendidas por entidades sociales"- señala que cerca de 155.000 hogares catalanes no tienen acceso a tecnologías de la información y comunicación (TIC), del que sí dispone el 94 % de la población.

Con relación a la actual crisis del coronavirus, los autores del informe avisan de que "las TIC abren un amplio abanico de posibilidades" pero también "son una esfera más de desigualdades sociales que condicionan la realidad en los hogares" más desfavorecidos.

La Fundación Ferrer i Guàrdia sostiene así que surge ahora una oportunidad para "analizar, proponer y revertir las brechas digitales que provienen y acentúan las desigualdades sociales".

"Hay que atenderlas y erradicarlas para lograr la inclusión social", señala la nota de prensa.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD