28-03-2020 / 10:40 h EFE

El fiscal ha pedido penas que suman cuatro años de prisión y multas por un total de 1.080 euros para un hombre que va a ser juzgado este lunes en la Ciudad de la Justicia acusado de amenazar al vigilante de unas dependencias del Instituto Murciano de Acción Social (IMAS) y de atentar contra los policías que fueron llamados para recuperar la normalidad.

Las conclusiones provisionales de la fiscalía, a las que ha tenido acceso Efe, señalan que los hechos se produjeron en la mañana del 15 de mayo de 2019 en las instalaciones del IMAS ubicadas en la calle Doctor Alonso de Espejo, en la capital murciana, cuando el acusado, J.P.C.B., profirió amenazas contra el vigilante y el resto del personal.

Al llegar los funcionarios policiales, siempre según la acusación estatal, se abalanzó sobre ellos, por lo que tuvo que ser reducido e introducido en el coche oficial, para su traslado a comisaría.

Durante el altercado, uno de los policías sufrió lesiones que tardaron tres días en curar, mientras que un compañero resultó con fractura de un dedo de la que tardó en recuperarse 154 días. Además, el denunciado, presuntamente, produjo daños en el vehículo policial y en la funda del arma reglamentaria de uno de los agentes.

El acusado va a ser juzgado por un delito de atentado contra agentes de la autoridad, un delito de lesiones y tres delitos leves de daños y lesiones.

La fiscalía reclama que, además de los cuatro años de prisión, se le condene a indemnizar a uno de los policías con 120 euros por las lesiones sufridas, y al otro, el que resultó con heridas de mayor gravedad, con 13.360 euros.

Finalmente pide que indemnice a la Dirección General de la Policía con casi doscientos euros por los desperfectos que produjo en el coche policial.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD