25-03-2020 / 19:12 h EFE

Al cumplirse hoy exactamente un mes del primer caso diagnosticado en Cataluña, el coronavirus ya ha causado más de 500 muertos y más de 10.000 infectados, según la Generalitat, que prevé un escenario catastrófico, con un pico máximo a finales de abril y entre 7.600 y 13.000 muertos.

Un informe del departamento de Salud prevé dos escenarios del desarrollo del COVID-19 en Cataluña, el más optimista sitúa el pico el 24 de abril con 70.000 infectados y 7.600 muertes, y el más pesimista anuncia esta punta el 28 de abril con 121.000 enfermos y unos 13.000 fallecidos.

Según Salud, a favor de la opción más optimista jugaría el hecho de haber puesto en marcha las medidas de confinamiento diez días antes que en Italia, lo que tendría un efecto positivo en la evolución de la denominada "curva" de casos.

Fuentes del departamento de Salud han explicado que estas predicciones se plantean para preparar al sistema "por si acaso" pero que el más pesimista "es un escenario de máximos".

Los pacientes con coronavirus ya ocupan un 76 % de las camas de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales catalanes, según el informe, aunque en algunos centros ese porcentaje supera el 90 % y en otros incluso el 100 %, como el hospital Santa Tecla de Tarragona.

El confinamiento ha servido, según el informe interno de la Generalitat, para disminuir las visitas a urgencias en un 50 %, y también se ha reducido el uso de los centros de atención primaria, pasando de las más de 113.000 visitas el día 9 de marzo (lunes antes del confinamiento) a las 48.400 el día 23 (también lunes, ya en la segunda semana de confinamiento).

El documento señala que estas predicciones están condicionadas por la evolución de los próximos días de la pandemia en Cataluña.

Ante la magnitud de esta tragedia, el servicio de salud de Cataluña busca ventiladores mecánicos que le permitan ampliar las aproximadamente mil plazas de UCI habilitadas y no descarta utilizar los que se usan en veterinaria, universidades y centros de investigación.

El Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias ha intervenido hoy la residencia asistida de ancianos Ballús de Valls (Tarragona), que hasta ahora gestionaba una entidad privada, "por su situación crítica" ya que un 50 % de los profesionales y 8 de los 59 internos están contagiados de coronavirus.

Al margen del sistema sanitario, la situación de los geriátricos es una de las cuestiones más preocupantes, ya que aumenta cada día el número de ancianos fallecidos. Hoy otros tres internos de la residencia Santa Oliva de Olesa de Montserrat (Barcelona) han muerto y ya son 12 los residentes de este centro geriátrico fallecidos.

El director médico del Hospital Clínic de Barcelona, Antoni Castells, ha confesado que "nunca había afrontado una crisis sanitaria tan cruel", aunque ha indicado que aún no están en una "situación límite", porque están "estirando como un chicle" los recursos e instalaciones.

El Hospital de la Vall d'Hebron ha anunciado que sólo permitirá las visitas a los pacientes que estén a punto de morir, como una medida más para intentar detener el coronavirus.

El Ayuntamiento de Barcelona está "cerrando la operativa" para habilitar cuatro pabellones como hospitales de campaña para ayudar a los centros sanitarios de la ciudad que lo requieran en los próximos días.

Precisamente hoy ha entrado en funcionamiento el nuevo dispositivo de alojamiento para personas vulnerables en la Fira de Barcelona, con una capacidad inicial de 225 plazas que pueden ampliarse hasta el millar.

La concejal de Salud del Ayuntamiento de Barcelona, Gemma Tarafa, ha explicado que este espacio está pensado para hombres sin hogar y que garantiza las condiciones adecuadas de "seguridad, alimentación e higiene".

Para las mujeres que viven en la calle, el consistorio ha habilitado un equipamiento exclusivo con 72 plazas en la calle Dos de Maig.

Mientras que el conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, Chakir el Homrani, ha dado positivo en la prueba de coronavirus, la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha llegado este miércoles a Badalona y L'Hospitalet de Llobregat para llevar a cabo tareas de desinfección en zonas de riesgo, como el entorno de los hospitales, residencias de ancianos y paradas de transporte público.

La noticia positiva de la jornada es que la Generalitat dispondrá a partir del viernes de 50.000 test rápidos de diagnóstico adquiridos por la administración autonómica, a los que se sumarán los que reciba desde el Ministerio de Sanidad.

La consellera de Salud, Alba Vergés, ha explicado estos tests servirán para facilitar el trabajo de los profesionales sanitarios catalán, el 75 % del cual está centrado en la lucha contra el coronavirus.

El Consell de l'Audiovisual de Catalunya (CAC) ha pedido la retirada de 16 vídeos de YouTube que promocionan tratamientos no científicos para curar el COVID-19 y que ya han tenido más de 340.000 visualizaciones.

Estos vídeos proponen productos no aptos para el uso médico para combatir el coronavirus, banalizan la pandemia y cuestionan la necesidad de las medidas de protección, como el distanciamiento social.

Las empresas funerarias de Cataluña han hecho un llamamiento "desesperado" porque apenas disponen de equipos de protección individuales (EPI) para sus trabajadores y "es cuestión de horas" que ya no puedan ir a recoger difuntos ante la falta de esta protección elemental.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD