23-03-2020 / 18:41 h EFE

La alcaldesa de Barcelona Ada Colau ha pedido al Estado que garantice unos ingresos mínimos a las familias y suspenda el pago de los alquileres a personas y comercios para hacer frente a la crisis socioeconómica causada por la pandemia del coronavirus.

Ada Colau, que ha pasado 15 días de cuarentena por haber estado en contacto con una persona positiva al coronavirus, ha comparecido acompañada del teniente de alcalde de Prevención y Seguridad, Albert Batlle, y la concejala de Salud, Gemma Tarafa, en una rueda de prensa retransmitida telemáticamente desde el ayuntamiento.

La alcaldesa ha puesto énfasis que esta semana, la segunda de confinamiento, será "más complicada y difícil, con más contagios, más pacientes críticos y defunciones que la pasada".

Colau también ha insistido en la demanda al Estado de que mantenga la linea de poner en marcha medidas económicas para ofrecer liquidez y garantías sociales como la moratoria hipotecas.

En este sentido, ha pedido al Gobierno de Pedro Sánchez que pase a la suspensión del pago de alquileres para personas y comercios que lo necesiten y que se establezca algún tipo de renta mínima garantizada "para que ninguna familia se quede sin unos ingresos mínimos" mientras dure el estado de alarma.

Colau ha señalado que las tres prioridades del Ayuntamiento de Barcelona son ayudar al sistema de salud pública, la atención a los colectivos vulnerables y "pensar en la crisis socioeconómica que avanza en paralelo a la sanitaria".

La alcaldesa ha asegurado que el consistorio intentará facilitar al Consorcio Sanitario de barcelona todo aquello que necesite y ha citado acuerdos con hoteles y la adecuación de equipamientos como pabellones deportivos y escuelas.

La alcaldesa también ha anunciado que el miércoles de esta semana abrirá el centro de confinamiento para personas vulnerables de la Fira y que, gracias al esfuerzo de la UME (Unidad Militar del Ejército), la Cruz Roja y los Servicios sociales municipales, en vez de las 150 plazas iniciales previstas, en la primera fase ofrecerá 225 y se trabaja para ampliarlo en otras 225, la semana que viene.

Ada Colau ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que detenga las obras privadas que aún se están llevando a cabo en la ciudad y también ha pedido el Estado que tome medidas en este campo.

La alcaldesa de Barcelona, que ha suspendido las 72 obras municipales no imprescindibles, ha explicado que se han detectado obras privadas "que no tiene sentido que se mantengan" y que el Ayuntamiento no tiene competencias para pararlas.

En este sentido, el teniente de alcalde Albert Batlle ha reconocido que de las 13.000 licencias de obras otorgadas en la ciudad muchas están paradas pero ha reprochado a quienes quieren "aprovechar el confinamiento para cambiar el alicatado de la cocina o del cuarto de baño", lo que "complica la situación no solo a nivel de convivencia sino a nivel de salud".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD