23-03-2020 / 13:01 h EFE

La flota de cerco de Euskadi deja de faenar durante tres semanas, al igual que la del resto del Cantábrico, debido a que ya ha capturado casi toda la cuota de verdel y no saca rentabilidad con otras especies, por la escasez y por el descenso del consumo y los precios a causa de la crisis sanitaria por el coronavirus.

El presidente de la Federación de Cofradías de Gipuzkoa, Eugenio Elduayen, ha informado este lunes a EFE de que ambas agrupaciones, en coordinación con las de Cantabria, Asturias y Galicia, decidieron el pasado viernes, día 20, no salir a la mar, al menos hasta el próximo 13 de abril.

Según ha explicado, el amarre se debe por un lado a que "ya casi no queda cuota de verdel", pues las distintas flotas del Cantábrico "han capturado en torno al 90 %" de la cantidad asignada.

Además, "la rentabilidad" que la flota vasca podría obtener con "la pesca que queda en este momento de otras especies, como algo de anchoa, sardina o chicharro", es "bajísima", ha asegurado Elduayen, porque "no hay o hay muy poca" cantidad en la mar y los precios a los que se han estado vendiendo han descendido notablemente.

El responsable de las cofradías guipuzcoanas ha indicado que después de las tres semanas de parón acordado esperan que haya más anchoa y puedan "recuperar la actividad", pues esta especie suele llegar en abundancia a las aguas del cantábrico hacia mediados de abril, cuando realmente comienza la campaña de la costera de la anchoa.

Por el contrario, los barcos que pescan a anzuelo siguen saliendo a faenar porque "todavía les queda cuota de verdel", si bien también han visto mermar su rentabilidad por el descenso de la demanda y los precios y "valorarán día a día, con lo que traigan y cómo se lo pagan, si les compensa o no salir".

De hecho, ha precisado que el verdel de anzuelo que antes de la crisis sanitaria se estaba pagando en lonja a 0,85 ó 0,90 euros el kilo, el viernes pasado fue vendida por los pescadores a unos 0,60 euros de media.

Los precios del pescado en general "son muy bajos por la caída de la demanda", fundamentalmente por "el parón de los restaurantes y el resto de la hostelería, ha lamentado Elduayen, quien ha agregado que éste "afecta más a los pequeños barcos" que se dedican a capturar pescado variado con anzuelo, el más preciado en el sector de la restauración.

Las seis cofradías de los puertos pesqueros guipuzcoanos agrupan a unos 35 buques de pesca al cerco y en torno a 40 de anzuelo, en los que trabajan del orden de 500 y 150 "arrantzales", respectivamente.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD