22-03-2020 / 17:21 h EFE

Efectivos de Bomberos de Barcelona, Cruz Roja y de la Unidad Militar de Emergencias (UME) han empezado este domingo a habilitar un espacio de 6.000 metros cuadrados en un pabellón de la Fira de Barcelona para albergar a personas sin techo y en situación de vulnerabilidad, que inicialmente tendrá 150 camas.

El espacio, en el que se podrán instalar hasta mil camas si es necesario, se está montando de acuerdo a los protocolos de seguridad ante la pandemia de coronavirus dictados por las autoridades sanitarias y será gestionado por personal del Ayuntamiento de Barcelona en colaboración con Cruz Roja y otras entidades sociales de la ciudad.

Según ha informado el Ayuntamiento de Barcelona, con este albergue, que se pone en marcha en el marco del programa impulsado por el Gobierno ante la crisis sanitaria, se pretende asegurar las necesidades básicas sanitarias, de alimentación e higiene de las personas que viven en la calle y de aquellas otras que atraviesan una situación de gran vulnerabilidad.

El espacio se encuentra en el pabellón número 7 Victoria Eugenia de Fira de Barcelona y dispone de zonas de descanso, duchas y comedor con todas las condiciones sanitarias para hacer frente al confinamiento dictado por las autoridades.

Técnicos de la Cruz Roja y equipos multidisciplinares del Ayuntamiento de Barcelona compuestos, entre otros, por psicólogos y educadores sociales, gestionarán este espacio y se coordinarán con el 061 cuando se requiera un soporte sanitario.

Además de esta iniciativa para atender a la población más vulnerable, el consistorio de la capital catalana ha llegado también a un acuerdo con un operador turístico de la ciudad para alquilar 200 apartamentos turísticos vacíos, en principio por dos meses.

Los apartamentos servirán para aislar a personas cuya situación sanitaria sea más precaria y que se encuentren alojadas en otros dispositivos municipales, y también se destinarán a mujeres víctimas de la violencia machista o a familias que se queden sin alojamiento durante esta crisis sanitaria.

El ayuntamiento tiene en marcha asimismo desde el pasado viernes un nuevo equipamiento municipal con capacidad para 56 personas en el Instituto Pere Calafell, que gestiona la Cruz Roja, así como un nuevo centro de acogida con 30 plazas para aislar a personas con problemas sanitarios, en este caso en colaboración con Sant Joan de Déu.

Por último, el consistorio barcelonés ha habilitado, en colaboración con el Centro Assís, un nuevo equipamiento municipal con duchas, lavandería y comedor.

Todos estos nuevos servicios se suman a las 2.200 plazas diarias para personas sin hogar que ofrece el consistorio, y a los servicios habituales de comedores sociales, ayuda a domicilio y teleasistencia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD