21-03-2020 / 17:51 h EFE

Las adicciones al juego no se van a tomar un descanso con la suspensión de casi todas las prácticas deportivas, debido a la pandemia del coronavirus, sino todo lo contrario, ya que los cuadros de ansiedad se van a incrementar y un factor que lo alerta son las llamadas telefónicas de personas vulnerables con el juego.

La Agencia EFE se ha puesto en contacto telefónico con la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR) y su director técnico, Juan Lamas, envió un mensaje contundente: "Recibimos unas 4.000 llamadas de media cada mes. Desde el día 14 de marzo, el incremento de llamadas han sido exponencial y ya hemos superado la media".

Con 25 centros en toda España y con 8.000 pacientes a los que tratan, para la FEJAR que el deporte se haya parado de golpe no es ningún alivio ni alegría, desde el punto de vista del juego, porque las plataformas en línea de internet siguen operativas "y muchas que son ilegales" no ofrecen la posibilidad de que el jugador se autoexcluya, por adicto.

"Nosotros ya hemos enviado una serie de recomendaciones a través de nuestras cuentas de Instagram y Twitter (@fejarfederacion), y que hemos remitido al Ministerio de Consumo, que es el que tiene las competencias del juego", explica Lamas.

En el escrito, la FEJAR señala: "Ante una situación excepcional y extraordinaria como es la que estamos viviendo en estos días como consecuencia de la epidemia por el COVID-19, se están manifestando en la población en general y agravando en las personas que ya las padecían, emociones como angustia, incertidumbre ante lo desconocido, ansiedad, estrés, disonancia cognitiva entre el entendimiento y aceptación de lo que hay que hacer (quedarse en casa) y la dificultad para llevarlo a cabo (sentimiento de pérdida de libertad)".

Por este motivo, y tras describir una serie de pautas, finalmente invita a sus asociados, así como a personas con síntomas de adicción al juego a que mantengan "contacto telefónico con algún miembro de la asociación, como compañeros de rehabilitación, así como pedir ayuda si lo necesita, a sus profesionales siempre que sea posible".

"Sobre todo, aquellas personas que padecen patología dual, y por tanto, con más riesgo de sufrir recaídas en una rehabilitación, es importante que pidan ayuda ante cualquier signo de alarma que detecten", añade.

Juan Lamas señala a EFE que, ante el confinamiento por la crisis del coronavirus, "se da una sobreexposición a los medios de comunicación" que todavía no puede combatirse con el decreto que regulará este tipo de publicidad.

"La publicidad aún tiene licencia para matar, ya que los operadores en línea, ante esta falta de control y el aislamiento de la gente, bombardean desde diferentes posiciones con invitaciones al juego", advierte.

Para el director técnico de FEJAR, un factor de mucho riesgo son los jóvenes: "Ya se está constatando un aumento en el consumo de datos de internet y en el juego en línea. Y si a esto se le añade que todos los espacios de juego presenciales están cerrados, pues las personas que no solo tienen una adicción, sino más de una, el único camino que les queda es el juego en línea".

"Las personas afectadas por la adicción al juego disponen de la opción del mecanismo de registro de auto prohibición -un salvoconducto que tienen algunas páginas en internet o bingos, entre otros espacios- pero vivimos en una situación en la que los niveles de ansiedad van a ir subiendo, y ello se va a ir derivando hacia las páginas ilegales donde no está establecido el mecanismo de auto exclusión", subraya.

Lamas explica que el número 900 200 225 sigue operativo en la cuarentena, igual que el servicio de terapia en línea, debido a que los 8.000 pacientes a los que atienden no pueden asistir a los centros, ya que están cerrados, y estas personas "se encuentran en sus casas".

Uno de los aspectos que más preocupa a la FEJAR, y que Lamas verbaliza, es "la ansiedad" que se vive en este momento en toda España con la pandemia, y que ámbitos como el juego no se toman un descanso.

"Los portales en línea están desviando los usuarios de apuestas deportivas a otro tipo de juegos, como el póquer, las maquina tragaperras o los concursos", alerta.

Por ello, Lamas subraya que, lejos de bajar la guardia, la situación requiere mucha más energía, porque las llamadas de gente con cuadros de ansiedad "se han disparado desde hace una semana", algo que plantea muchos temores a la asociación.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD