20-03-2020 / 22:30 h EFE

El especialista mexicano en salud pública Julio Frenk advierte que el mundo necesita escuchar más a los científicos y menos a los políticos populistas para enfrentar con éxito el coronavirus y considera "imperdonable" que, cuando acabe, no se corrija lo que propició esta grave crisis.

"Se lo debemos a todos los que han hecho tantos sacrificios y sobre todo a los que fallezcan" por el coronavirus, dijo a Efe Frenk, actual presidente de la Universidad de Miami, que está entre las 100 más reconocidas del país según varias clasificaciones.

Médico de 66 años, Frenk fue ministro de Salud, director ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y estuvo al frente de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard.

Ha lidiado y seguido de cerca epidemias y pandemias y sabe que las teorías de la conspiración siempre las acompañan, pero subraya en una entrevista con Efe que "no hay ninguna evidencia" científica que avale que el nuevo coronavirus (COVID-19) sea una enfermedad creada en un laboratorio ni nada por el estilo.

"Los virus evolucionan constantemente. Mutan cuando brincan de los animales a los humanos. Esta no es la primera ni va a ser la última vez que ocurra", asevera.

NO MÁS MERCADOS CON ANIMALES VIVOS

Pero, agrega, se necesita una "acción decidida" para prohibir de una vez por todas los mercados donde coexisten animales vivos con una gran multitud de personas, algo muy común en Asia y en algunas partes de América Latina, dice.

Al hablar de la necesidad de no volver al "status quo" anterior una vez superada la pandemia, el hoy presidente universitario criticó a las autoridades de China, donde en 2002 apareció otro coronavirus, causante de la enfermedad SARS (Severe Acute Respiratory Syndrom), que se extendió por el mundo.

China ha sido foco también de brotes de gripe aviar.

"El Gobierno chino tuvo más de 15 años (desde el SARS) para haber hecho lo que tenía que hacer, no se hizo y ahora estamos pagando el precio", subrayó Frenk, quien cree que a la falta de "voluntad política" para cerrar los mercados con animales se suma el debilitamiento de las organizaciones multilaterales técnicas.

La necesidad de que esas organizaciones sean fuertes e independientes de los Gobiernos es una de las lecciones que a su juicio la Humanidad va a aprender del coronavirus.

POPULISMO VERSUS CIENCIA

Frenk es muy crítico con la actuación de los gobiernos y políticos de corte populista en esta pandemia. Los acusa de poner en un riesgo real la "capacidad de respuesta" ante la crisis y de confundir a la población con mensajes que contradicen los de los expertos y que generalmente minimizan la gravedad de la situación.

Esos Gobiernos, entre los que incluye a los de Brasil y México, tienen rasgos comunes y uno de ellos es el "desdén" hacia la ciencia y los científicos.

Tampoco aprecian el pensamiento crítico independiente, "cuando ante un problema social tan complejo justamente lo que se requiere son voces independientes", agrega.

También se necesita un mensaje "claro". A juicio de Frenk, la gente no quiere que le digan "verdades a medias". Prefiere escuchar la verdad: que es un problema serio el que enfrentamos.

RASGOS DISTINTIVOS

El nuevo coronavirus tiene dos rasgos distintivos: es altamente contagioso -cada contagiado en promedio lo transmite a 2 o 3 personas- y las personas con síntomas leves similares a un resfriado o incluso asintomáticas pueden transmitirlo.

Con el SARS, recuerda, era diferente, pues solo las personas muy enfermas podían contagiar a otras y como generalmente estaban hospitalizadas o aisladas, las probabilidades de que lo hicieran eran menores.

Respecto a las duras medidas de aislamiento de la población, de cierre de negocios y de suspensión de la mayor parte de las actividades, opina que son necesarias, además de, para prevenir contagios, para que no colapsen los sistemas de salud y también para dar tiempo a que los científicos puedan desarrollar medicamentos y vacunas.

Aunque los contagios se van a seguir produciendo, con el distanciamiento social los casos se escalonan y eso sirve para no "abrumar" a los sistemas sanitarios.

Ya sabemos -dice- que el 80 % de los casos son leves, pero aun así, un 20 % de casos graves es una cantidad "enorme" en un mundo de 7.000 millones de habitantes.

En la Universidad de Miami, que es un centro de investigación y cuenta con un sistema de salud, UHealth, basado en una institución académica, hay equipos enfocados tanto en desarrollar medios de diagnóstico como una vacuna contra el coronavirus con un "abordaje bastante novedoso".

¿VIRUS ESTACIONAL?

Sobre la posibilidad de que el coronavirus sea estacional como el virus de la influenza, lo que significaría que en el hemisferio norte remitiría en verano, señaló que lo que caracteriza a todo "patógeno nuevo" es la incertidumbre.

"No sabemos cómo se va a comportar, vamos aprendiendo a medida que se propaga", dijo Frenk, quien recalca que si el coronavirus es estacional, lo que desde el punto de vista científico es probable pero no seguro, se sabrá cuando acabe la primavera.

Entre tanto hay que seguir con las medidas de contención, pues es preferible "sobrereaccionar" a ser "tímidos" o negligentes.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD