20-03-2020 / 16:43 h EFE

La llegada del coronavirus y sus correspondientes medidas restrictivas también afectan a los inmigrantes que aguardan en ciudades como Ceuta sus papeles para llegar a la península o a otros lugares de Europa, de los cuales 105 han salido este viernes del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de la ciudad ceutí en dirección a Andalucía y Castilla-La Mancha.

El coronavirus ha cambiado todas las rutinas y todos los procedimientos administrativos relacionados con la entrada irregular de inmigrantes subsaharianos y argelinos en Ceuta, de modo que ahora ven como ni tan siquiera pueden salir a la calle a pasear, su único deseo.

En el CETI de Ceuta vivían hasta hoy más de 600 inmigrantes para una capacidad global de 512 plazas. Todos ellos pasaban el tiempo paseando por la ciudad, ejerciendo de guardacoches para ganar algún dinero o haciendo deporte.

Ahora nada de nada. Están obligatoriamente recluidos en el interior de un CETI donde únicamente funcionan los servicios externalizados como las comidas, la limpieza y la vigilancia del recinto ya que los funcionarios y el personal de las oficinas están en sus casas realizan las gestiones burocráticas mediante el teletrabajo.

Las rutinas dentro del CETI, según han dicho a Efe fuentes de organizaciones no gubernamentales, también han cambiado. Ahora hay menos paseos y los inmigrantes pasan el tiempo con sus teléfonos móviles o leyendo.

Por esta circunstancia, en la mañana de este viernes la Delegación del Gobierno ha llevado a cabo una salida extraordinaria de inmigrantes subsaharianos y argelinos hacia la península.

Según han informado a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno, esta mañana han salido 105 inmigrantes acogidos en el CETI en dirección a Andalucía y Castilla- La Mancha, lo que ha posibilitado que el recinto reduzca su número de residentes por debajo del número total al llegar a unas 500 personas para 512 plazas previstas.

Esta salida se ha producido por motivos sanitarios y como medida preventiva para aliviar la presión de inmigrantes en el CETI y poder hacer más llevadera la situación actual de confinamiento por el coronavirus.

Algunos con mascarillas y otros sin ella, pero con una felicidad contenida, los inmigrantes aguardaban hoy en la puerta de la estación marítima del puerto de Ceuta al igual que se fuesen a la compra, según ha podido comprobar Efe.

De hecho, las organizaciones no gubernamentales que trabajan con estos inmigrantes en el CETI han pedido a los inmigrantes que hicieran filas y mantuvieran las distancias de seguridad entre unos y otros antes de embarcar.

Y los inmigrantes, muy pocos de ellos con mochilas donde guardar sus escasos enseres pero la mayoría sin ellas, atendían los requerimientos con la esperanza de que iban a cumplir un sueño: viajar a la península.

Ahora para ellos les esperan días de confinamiento en sus lugares de traslado mientras otros 500 compañeros todavía aguardarán en el CETI de Ceuta a que la situación se pueda normalizar.

Y es que la inmigración no escapa tampoco al coronavirus, como ha dicho a Efe un voluntario de una organización no gubernamental.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD