20-03-2020 / 12:32 h EFE

"Resistan". Con ese llamado a la ciudadanía, el Gobierno austríaco ha anunciado que prolonga tres semanas más, hasta el 13 de abril, las restricciones de apertura de comercios, movimiento y reunión dictadas, en principio, para siete días para ralentizar la expansión del coronavirus.

"Esto es una maratón. Pero nuestra clara petición es: Resistan. Todos los que participen de las medidas están salvando vidas", señaló el jefe de Gobierno conservador, Sebastian Kurz, al explicar que es preciso prolongar hasta después de Semana Santa la prohibición de salir a la calle, a menos que sea estrictamente necesario.

El ministro de Sanidad, Rudolf Anschober, aseguró por su parte que las medidas para reducir el contacto social están funcionando y que lo peor que se podría hacer es relajarse ahora.

"Nuestro objetivo era y es reducir drásticamente el crecimiento (de casos) y evitar nuevas infecciones donde sea posible", señaló.

Austria ha registrado hasta ahora 2.203 infecciones por COVID-19 y seis fallecimientos.

En los tres últimos días, el porcentaje de nuevos casos ha caído del 31 % al 23,5 y luego al 22,3 %.

El Gobierno austríaco anunció el pasado domingo que quedaba prohibido durante una semana salir a la calle excepto para ir a trabajar, hacer la compra o ayudar a otras personas.

También está permitido salir a pasear, pero únicamente sin compañía o con quienes se comparte piso, y sin usar transporte público.

El Gobierno anunció hoy que ya hay 1.200 denuncias por incumplimiento de esas restricciones. Las multas pueden llegar hasta los 3.600 euros.

Todos los establecimientos públicos que no proporcionan servicios o productos esenciales están cerrados, así como todos los centros de enseñanza.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD