18-03-2020 / 20:21 h EFE

La curva de fallecidos, 55 ya, y afectados -2.702- por la pandemia de coronavirus sigue creciendo descontrolada, lo mismo que la preocupación por la situación de las personas mayores, la más frágiles al virus, en un día en el que ha arreciado la crítica por la falta de mascarillas y otros elementos de protección.

La muerte de 14 personas en las últimas 24 horas en Cataluña ha elevado a un total de 55 los fallecidos en esta comunidad por el coronavirus, que también ha afectado a otras 2.702 personas, de las que 92 están en estado grave y 228 son profesionales sanitarios.

Según ha informado el Departamento de Salud, hoy se han confirmado un total de 836 casos positivos, el doble que ayer.

Entre los fallecidos, todos ellos con patología previas, figuran seis personas mayores de una residencia de Capellades (Barcelona) y dos de otra en Olesa de Montserrat (Barcelona).

En cuanto al brote del foco de Igualada, ciudad confinada desde hace seis días, Salud ha confirmado que allí han fallecido 15 personas y hay un total de 297 positivos desde que se declaró la pandemia, de los que siete están graves.

Entre los diagnosticados, 91 son profesionales sanitarios del hospital de Igualada.

Las requisas de material de protección contra el coronavirus para ponerlo a disposición del Ministerio de Sanidad para su posterior reparto han causado este miércoles tensiones entre el Gobierno y la Generalitat, que ha criticado que se requisaran mascarillas con destino a Cataluña.

La consellera de Salud, Alba Vergés, ha acusado al Gobierno de llamar a empresas fabricantes de material sanitario para que paren la entrega de encargos a Cataluña.

Vergés ha afirmado hoy que, por ejemplo, se ha "parado" la entrega de unas 4.000 mascarillas que se habían adquirido para el Hospital de Igualada, que tiene el mayor brote de coronavirus en Cataluña, con una quincena de fallecidos.

El alcalde de Igualada ha asegurado que esas mascarillas están "paradas", sin poder llegar al hospital, al mismo tiempo que otros pedidos de material sanitario que estaban en marcha en Cataluña.

Castells, que ha manifestado su "perplejidad" por la situación, ha explicado que las mascarillas estaban a punto de ser enviadas al hospital y que están paradas "pendientes de algún trámite o algún inspector que autorice el envío".

Mientras el Govern estudia incorporar a los hoteles de Cataluña en el circuito sanitario para que se puedan atender en estos establecimientos a los pacientes de coronavirus más leves, el Hotel Alimara Barcelona ha sido el primero en poner hoy sus 156 habitaciones y todas sus instalaciones a disposición del Hospital Vall d'Hebron, ubicado a unos 500 metros.

Ante los brotes en residencias de ancianos, con seis fallecidos en Capellades y dos en Olesa, la coordinadora de residencias 5+1 de Barcelona, que agrupa a familiares de ancianos ingresados, ha reclamado que aquellos sospechosos de tener coronavirus sean evacuados y llevados a otros lugares donde se pueda hacer correctamente el aislamiento.

La portavoz de esta Coordinadora, Maria José Carcelén, ha informado a EFE de que en una residencia de ancianos del barrio del Bon Pastor, de Barcelona, hay al menos dos trabajadores que han dado positivo en COVID-19 y un número no determinado ha sido confinado en sus casas, con lo que "es cuestión de tiempo" que se registre algún caso de ancianos con coronavirus.

La Fundación Lucha contra el Sida, en la que trabaja el investigador Oriol Mitjà, ha impulsado una campaña llamada #JoEmCorono, con la que invita a colaborar económicamente en los proyectos de investigación que desarrolla sobre un tratamiento precoz y de prevención del COVID-19.

Por otra parte, varios áreas de Salud de la Generalitat, junto con empresas privadas, han creado una aplicación para el teléfono móvil, llamada Stop COVID-19, que servirá para seguir el estado de salud de los ciudadanos afectados por el coronavirus.

Este nuevo instrumento ha de servir para seguir el estado de salud de los catalanes y también usará estos datos para ver cómo evoluciona la epidemia en toda Cataluña.

Ante la necesidad de personal sanitario, 400 médicos en activo, jubilados e incluso en situación de baja se han ofrecido al Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB) como voluntarios para apoyar a sus colegas en los centros sanitarios que más lo precisen.

Además, el departamento de Salud ha instalado un teléfono que permitirá solicitar el acceso al espacio digital personal "La Meva Salut" y un nuevo canal en internet, que facilitará las consultas con los médicos, durante la crisis del coronavirus.

El teléfono es el 900 053 723, al que se puede llamar de 08.00 a 20.00 horas, y el enlace de internet es: canalsalut.gencat.cat/lamevasalut-registre.

La demanda de transporte público en Barcelona y Cataluña, tanto en trenes, metro y autobuses, ha descendido este miércoles más de un 84 % y no se han registrado aglomeraciones.

Los Mossos d'Esquadra han levantado en las últimas horas 491 actas a ciudadanos y establecimientos que incumplían las restricciones impuestas en el estado de alarma, con lo que se elevan a más de 630 las denuncias desde que entró en vigor el decreto del Gobierno.

Cáritas Cataluña, Cruz Roja y las entidades de la Mesa del Tercer Sector Social de Cataluña continúan ayudando a las personas más frágiles, adaptando sus servicios a los requerimientos sanitarios indicados por las autoridades.

El director de Cáritas de Barcelona, Salvador Busquets, ha tenido que tomar medidas para evitar contagios entre sus trabajadores y voluntarios, pero la entidad no deja de trabajar porque, según dice, "la pobreza no se paraliza" sino que se agrava con el coronavirus y hace "doblemente vulnerables" a las personas que atienden.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD