09-03-2020 / 21:11 h EFE

La protectora ADEPAC de Calamonte ha denunciado ante la Guardia Civil la aparición en esta localidad pacense de un mastín y un galgo muertos, este último al parecer ahorcado.

Estos hechos se producen después de que el pasado jueves se hiciera pública una sentencia que condenaba a un vecino de Calamonte a un año de cárcel por maltrato a una mastina, ha informado en un comunicado,

Cuando ayer les dieron aviso de que había aparecido un galguito al que al parecer habían ahorcado, se encontramos otro animal, tipo mastín, en avanzado estado de descomposición.

A escasos 100 metros de allí descubrieron al galguito. Hablando con gente de la zona, les comentaron que era un animal querido por muchos al que llevaban meses alimentando.

"La confianza que estaban consiguiendo de ese animal ha sido utilizada por uno o varios psicópatas para acabar con su vida de una manera horrible", ha asegurado la protectora.

Gracias a la ayuda de los agentes de la Guardia Civil que se trasladaron al lugar, pudieron concluir que el animal fue atado por el cuello y arrastrado con un vehículo hasta donde lo dejaron tirado.

La Policía Local también se personó en el lugar y pudieron averiguar si los animales tenían microchip.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD