09-03-2020 / 18:31 h EFE

El precio del petróleo de Texas (WTI) para entrega en abril caía este lunes un 20 % y se encamina a registrar su peor jornada desde 1991 por la reciente guerra de precios entre Arabia Saudí y Rusia, después de que la OPEP no consiguiese acordar con Moscú un nuevo recorte en la producción de crudo para paliar los efectos de la epidemia del coronavirus.

Menos de dos horas antes del cierre de las negociaciones, a las 13.15 hora local (17.15 GMT) el barril cotizaba a 33,20 dólares en la Bolsa Mercantil de Nueva York, perdiendo 8,08 dólares, un 19,57 %, respecto a la última sesión, aunque estaba más moderado que al comienzo de la jornada.

Los precios del crudo a nivel mundial, y en concreto los del Texas, están viviendo hoy el segundo peor día de su historia y se han empezado a mover en unos niveles no vistos desde 1991, cuando el mercado petrolero sufría las consecuencias de la primera Guerra del Golfo Pérsico y el barril de referencia en EEUU llegó a caer un 33 %.

Como consecuencia de la falta de acuerdo entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y su principal aliado, Rusia, para recortar en 1,5 millones de barriles por día la producción de crudo por la crisis por el coronavirus, Arabia Saudí anunció la reducción drástica de los precios del petróleo y se prepara para aumentar la producción en el marco de una agresiva campaña para arrebatar cuota de mercado a Rusia.

Según los analistas, Arabia Saudí cuenta con la ventaja de que es el país con menores costes de producción de crudo, por lo que puede utilizar esa posición para arrastrar los precios.

"Estamos en condiciones sin precedentes en las que el mercado observa qué productor pestañea primero. Aunque los precios bajos pondrán a prueba el balance fiscal de Arabia Saudí, tienen el menor coste por barril, y con su baja deuda pueden usar las reservas soberanas para aguantar el dolor", escribieron analistas de la firma S&P Global Platts en una nota hoy.

Riad ha ofrecido descuentos masivos al precio de los contratos de abril y se prepara ya para un aumento masivo de su producción para superar los 10 millones de barriles por día, en vez de los 9,7 millones actuales, aunque tiene capacidad para llegar hasta los 12,5 millones, según fuentes citadas por el canal especializado CNBC.

La disputa entre Arabia Saudí y Rusia, que amenaza con afectar a los dividendos de las grandes petroleras, llega justo en un momento en el que la demanda está por los suelos como consecuencia de la caída de los desplazamientos por la crisis del coronavirus (COVID-19).

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD