09-03-2020 / 18:10 h EFE

El Ayuntamiento de Teruel continúa a la espera de recibir una respuesta por escrito a la petición que realizó al Fondo de Inversiones de Teruel (FITE) para que se destine un millón de euros al equipamiento del nuevo conservatorio y centro social en el antiguo Asilo de San José, que se espera finalice sus obras este mes de marzo.

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, ha explicado en rueda de prensa que el objetivo es abrir las puertas del nuevo centro en el mes de septiembre y que con los fondos también se adquirirá mobiliario para el futuro auditorio que el consistorio está a la espera construir y que conllevarían “unos 750.000 euros”.

En este sentido, Buj ha recordado que el proyecto de auditorio “inicialmente era del Gobierno de Aragón”, pero que después de un acuerdo “para desbloquear el proyecto” el Ayuntamiento “tuvo que hacerse cargo” del mismo, que conllevaría la instalación de asientos, escenografía, peines y caja acústica, entre otros.

La alcaldesa ha hecho estas declaraciones después de la Junta de Gobierno donde se ha aprobado la certificación final correspondiente al proyecto de renovación del pavimento en el tramo de aceras de la calle Enebros y la factura 1 de la serie 2020 para la entrega a cuenta Edusi de la primera área del aparcamiento de autocaravanas.

En la Junta de Gobierno también se ha dado luz verde a la modificación del contrato del servicio de limpieza en los colegios públicos Pierres Vedel y Miguel Vallés y se ha incluido la denominación de ‘Camino de la Fuente’ en el callejero municipal, de un camino en el barrio pedáneo de Castralvo.

Igualmente, se ha declarado la validez de diversas justificaciones de subvenciones, concedidas a la Asociación de Vecinos del Arrabal y a otras en materia de acción social, todas ellas correspondientes al 2019, y se ha hecho una transferencia de fondos a la sociedad municipal Urban Teruel para la adquisición de equipos informáticos.

La alcaldesa, además, ha indicado que en la Junta de Gobierno se han aprobado dos expedientes de demolición, uno de ellos de una chimenea que se había construido ilegalmente y que fue denunciada por los vecinos porque “molestaba”, y el otro de una modificación en la construcción de una rampa.

“Como se ve son pequeños casos, pero esos dos casos nos dan una idea del nivel de vigilancia del Ayuntamiento de Teruel en estos momentos sobre edificaciones ilegales”, ha dicho Buj, quien ha añadio: “como se suele decir, yo ahí lo dejo”.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD