08-03-2020 / 12:00 h EFE

La derrota encajada contra todo pronóstico ante el Mallorca por el Eibar en Ipurua, primer triunfo de los isleños fuera de casa esta temporada, apremia a los armeros en el encuentro aplazado que jugarán este martes con la Real Sociedad, tras quebrar la fortaleza del estadio de Ipurua en las últimas jornadas.

Los aficionados azulgranas confiaban mucho en que estos dos encuentros en casa pudieran dejar orientada y muy bien encarrilada la permanencia pero ahora, tras el 1-2 ante los mallorquines, nuevo rival que entra en liza por la lucha por la permanencia, obliga a los eibarreses en el derbi guipuzcoano del martes.

Este partido resultó aplazado por la mala calidad del aire en la zona tras el derrumbe ocurrido en el vertedero de Zaldibar (Bizkaia), localidad natal del entrenador armero, José Luis Mendilibar.

La derrota ante el Mallorca, por otra parte, supone la quiebra de la solvencia de Ipurua, estadio en el que el Eibar había sumado tres victorias, entre ellas una ante el Atlético de Madrid y una goleada al Levente, más un empate en sus cuatro anteriores comparecencias.

El campo de la S.D. Eibar le ha procurado 19 puntos de los 27 que lleva en la clasificación el equipo que, tras caer el sábado, se queda con el mismo número de victorias que de derrotas ante su afición, un dato evidentemente muy negativo si quiere cimentar en casa la salvación, que es ya el único objetivo para los de Mendilibar.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD