05-03-2020 / 11:00 h EFE

La ilustradora y diseñadora gráfica francesa Perrine Honoré, una de las nueve pintoras que estrenarán sus obras en la exposición "Arte Urbana" de Logroño, ha asegurado a Efe que "el trabajo realizado por las mujeres en el arte todavía no ha llegado a ser tan valorado como el de los hombres".

Honoré (Sanit-Jeannet, Francia, 1993) pronuncia este jueves, en Logroño, una charla centrada en su visión sobre el arte callejero y su trayectoria profesional dentro y fuera de este género; y, además, expone un mural, que ha pintado durante los últimos dos días y al que se irán sumando los grafitis del resto de las artistas de la muestra, que finalizará el uno de abril.

La percepción de esta joven artista es que, "cuando se ve la exposición creada por un hombre, se dicen comentarios muy distintos a los que recibiría la de una mujer", lo que le da "rabia" porque "no debería tener que ver el trabajo con el género del autor".

"Como en muchos otros sectores, aún queda mucho por hacer, faltan mujeres y no es porque no hagan cosas, sino que no se les da la oportunidad y la visibilidad que necesitan", ha criticado.

También ha lamentado que se tengan que desarrollar iniciativas en las que solo exista presencia femenina, dado que, "en la actualidad, todavía se tiene que destacar su trabajo" y, por ello, ha remarcado la importancia de muestras como "Arte Urbana", que ensalzan "la riqueza y la creatividad de las mujeres".

"Me parece superinteresante la selección que se ha hecho para esta exposición porque recoge varios estilos dentro del arte urbano y mujeres con distintas trayectorias profesionales, con artistas de largo recorrido y otras que acaban de empezar", ha considerado Honoré, quien se ubica entre estas últimas.

"Conocí el arte urbano en Barcelona, donde hay muchos muros libres para pintar legalmente, por lo que, aunque no había hecho murales nunca antes, me metí de lleno al agua, como se suele decir", ha explicado la artista, quien se considera una "ilustradora todoterreno", que aplica su arte en diferentes soportes.

En el mural que expone en esta muestra de Logroño ha querido plasmar su propio proceso creativo en una obra "muy personal", dado que habitualmente trabaja por encargo y en obras participativas.

Su obra ilustra a una mujer que pinta un grafiti en una pared, del mismo modo que lo hace ella, subida a una escalera, con sus botes de pintura, sus rodillos y sus brochas, que mezcla con otras figuras abstractas.

La artista ha señalado que le gusta usar "colores vivos", como el azul, el amarillo y el naranja, utilizados en este mural, porque "funcionan muy bien en la calle al contrastar con el gris de las ciudades".

Ha reconocido que es un "novata" dentro del mundo de los grafitis, ya que ella proviene del mundo del diseño, aunque ha destacado la "accesibilidad y generosidad" del arte urbano con respecto a otras disciplinas pictóricas porque permite que el público conozca toda la creación de la obra y "deja de ser un arte elitista o propio de talleres en los que se trabaja en solitario".

"Los murales -ha señalado- tienen otro valor añadido porque, al igual que un cuadro se lo queda el cliente o el museo, en este caso, es para la gente de la calle", que es "lo mejor y más bonito" de los grafitis.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD