04-03-2020 / 14:30 h EFE

Dos ejemplares de buitre, uno de ellos leonado y el otro negro, han sido liberados este miércoles en la finca pública Binifaldó, después de haber sido tratados de distintas dolencias por personal del Consorcio para la Recuperación de la Fauna de Baleares (Cofib).

En la suelta, el conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, ha destacado "el buen estado que presentan las poblaciones de buitres en Baleares, gracias a la colaboración y el esfuerzo de entidades públicas y privadas, que desde hace décadas trabajan por la conservación de estas especies", ha informado el departamento autonómico en un comunicado.

Ambos ejemplares se han identificado con anillas oficiales y, gracias a la cesión y colocación de los emisores por parte de investigadores del CSIC a la Estación Biológica de Doñana, estarán equipados con emisores satelitales que permitirán conocer su grado de adaptación a la naturaleza tras la liberación, y mejorar los conocimientos sobre los movimientos y características biológicas de estas especies en Baleares.

El seguimiento de estos ejemplares lo llevará a cabo el Servicio de Protección de Especies de la Conselleria.

Uno de los dos ejemplares liberados, un buitre leonado (Gyps fulvus), hacía más de dos años que se encontraba bajo tratamiento. Ingresó en el Cofib el 29 de agosto de 2017 por iniciativa de un agente de Medio Ambiente, que lo encontró en mal estado en el término municipal de Escorca.

La exploración clínica determinó que se trataba de un ejemplar joven con problemas graves de plumaje. No existe tratamiento para este tipo de malformación en las plumas y la única posibilidad es esperar a que el animal haga la muda natural.

Por esta razón y porque se trata de un proceso largo, en enero de 2018 se trasladó el ejemplar a las instalaciones de la Fundación para la Vida Silvestre Mediterránea (FVSM). Después de revisar periódicamente el animal y de haber pasado dos años haciendo la muda, los técnicos consideran que ya se encuentra preparado para volver a la naturaleza.

El otro ejemplar soltado es un buitre negro (Aegypius monachus) que policías locales y agentes de Medio Ambiente encontraron herido en Pollença el pasado 26 de noviembre.

Dos técnicos del Cofib, con la ayuda del personal del hotel Can Guillo, capturaron el ejemplar. La revisión sanitaria en el Cofib diagnosticó que sufría traumatismo craneoencefálico severo, con sintomatología nerviosa y ceguera parcial, por lo que el pronóstico era reservado.

Después de veinte días de tratamientos intensivos en la UVI del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Cofib y de una rehabilitación de dos meses y medio en una jaula de vuelo, el animal se encuentra recuperado y listo para volver al hábitat natural.

El buitre negro está catalogado como especie vulnerable en el Catálogo Español de especies amenazadas. El buitre leonado se encuentra en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD