03-03-2020 / 13:40 h EFE

La Comisión Asesora de Trasplantes de Castilla-La Mancha estudia diseñar una línea de actuación para fomentar la donación de órganos y disminuir las negativas familiares, que el año pasado se situaron en el 28 por ciento en el caso de muerte encefálica y en el 4,3 por ciento en asistolia.

Esta Comisión, compuesta por todos los coordinadores de trasplantes de los centros hospitalarios del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) y representantes de la Consejería de Sanidad, ha analizado recientemente la actividad de donación de órganos y trasplantes registrada el pasado año, ha informado la Consejería de Sanidad en una nota de prensa.

En este sentido, la coordinadora regional de Trasplantes, la doctora María José Sánchez Carretero, ha explicado que Castilla-La Mancha alcanzó un total de 85 donaciones, "el máximo histórico" de donantes de órganos y tejidos.

Para la coordinadora regional, estas cifras son "un incentivo" para incrementar los esfuerzos y las campañas para seguir mejorando, por lo que se está estudiando realizar "acciones especiales" de información y concienciación en aquellas zonas donde se siguen registrando tasas importantes de negativas familiares.

El pasado año se registraron un total de 63 donaciones en el caso de muerte encefálica y 22 donaciones en asistolia, en la que el fallecimiento se produce por parada cardiorrespiratoria irreversible y cese total del latido cardiaco y respiración espontánea.

Castilla-La Mancha registró el pasado año un incremento del 44 por ciento en el número de donaciones de órganos respecto a 2018, por ello, los coordinadores de trasplantes de la comunidad autónoma han mostrado su gratitud a todas aquellas personas que han hecho posible alcanzar esta cifra, tanto a los donantes y sus familias como a los profesionales sanitarios.

La región es una de las comunidades autónomas donde más ha crecido la donación de órganos durante el último ejercicio, en concreto, la segunda, después de Aragón, tal y como reflejan los datos de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), al pasar de 59 donantes de órganos y tejidos en 2018 a 85 en 2019.

En este periodo, la tasa interanual de donación se ha situado en 42 donantes por millón de población, casi trece puntos más que en 2018.

Según estos datos, el pasado año un total de 231 pacientes de Castilla-La Mancha fueron trasplantados gracias a la generosidad de los donantes.

De esta manera, los dos hospitales acreditados para llevar a cabo el programa de trasplante renal, el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete y el Complejo Hospitalario Universitario de Toledo, contabilizaron un total de 120 injertos renales.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD