01-03-2020 / 14:30 h EFE

Redacción Internacional, 1 mar Aumenta la preocupación por el coronavirus en Irán, donde han muerto ya 54 personas, once de ellas en las últimas 24 horas, y se han confirmado 385 nuevos contagios, según cifras proporcionadas por el portavoz del Ministerio de Salud, Kianush Yahanpur.

Irán, país que está implementando más restricciones para evitar la propagación de la enfermedad, se ha convertido en el tercer país con mayor número de nuevos contagios, tras Corea del Sur y la provincia china de Hubei, donde se originó la epidemia.

Mientras, las autoridades chinas centraron su preocupación este sábado en el riesgo de importación de nuevos casos y que estos echen por tierra todos sus logros contra la enfermedad.

"La mayoría de los casos nuevos de coronavirus se han observado en los últimos días en la provincia de Teherán. También hay un brote rápido en las provincias de Markazí y en general en el norte del país", explicó el portavoz de Salud, quien subrayó que la propagación va "en aumento" y que la situación es "grave" en gran parte de las regiones.

Las autoridades iraníes no aplicaron ningún tipo de cuarentena cuando comenzó el foco en Qom, lo que favoreció su propagación por todo el país, e insisten en que esta medida no va a adoptarse.

Para frenar el avance del virus, las autoridades sí han decidido cerrar las escuelas y las universidades, así como suspender eventos deportivos, culturales y religiosos y reuniones gubernamentales o del Parlamento.

La última medida, que entró en vigor esta jornada, es la reducción de la jornada laboral en las oficinas gubernamentales y los bancos estatales de Teherán.

COREA DEL SUR CONFIRMA 586 CASOS MÁS Y COREA DEL NORTE ACTIVA MEDIDAS DE PREVENCIÓN

Corea del Sur anunció este domingo que ha confirmado 586 casos más, lo que ha aumentado hasta 3.736 el número total de contagios detectados en su territorio, donde han muerto 18 personas. Mientras, su vecina del Norte ha decidido activar un importante plan de prevención pese a que hasta ahora no ha reportado ni un solo caso.

En Corea del Sur, de los nuevos casos contabilizados hoy, 469 se sitúan en la ciudad de Daegu, a unos 300 kilómetros al sudeste de Seúl, y 67 en la provincia vecina de Gyeongsang del Norte, áreas donde se concentran la mayoría de las infecciones, según los datos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades Contagiosas de Corea (KCDC).

En otras ciudades importantes del país también se han registrado nuevos contagios, entre ellos diez en Seúl y tres en Busan.

Mientras, Corea del Norte sigue sin reportar un solo caso de coronavirus tras activar medidas de prevención muy estrictas, plan que ya de por sí le supondrá un gran coste económico y que de no funcionar puede deparar una importante crisis sanitaria en el empobrecido país.

Hoy mismo el régimen anunció que ha puesto a 3.900 personas en observación médica debido a que muestran síntomas similares a los que provoca el virus, lo que eleva el número de pacientes bajo vigilancia en el país a unos 7.000 y hace temer que el patógeno puede haber logrado esquivar los bloqueos implementados.

Desde el primer momento, el régimen norcoreano decidió actuar rápido y cerrar las puertas al turismo, importante fuente de ingresos para un país cercado por las sanciones internacionales.

Se estima que Corea del Norte recibió en 2019 una cifra récord de turistas chinos -en torno a unos 350.000, el 95 % del total-, lo que habría supuesto unos 175 millones de dólares (158 millones de euros).

Poco después llegó el cierre prácticamente total de fronteras terrestres y rutas aéreas con Rusia y China.

CHINA TIENE UNA NUEVA PRIORIDAD: PROTEGERSE CONTRA LA "IMPORTACIÓN" DEL VIRUS

La prioridad del Gobierno chino, el país donde se originó la epidemia de COVID-19, es ahora "protegerse contra la importación" de contagios desde otros países, tras cuatro días consecutivos con más nuevos casos del coronavirus detectados fuera del país que en China.

En una rueda de prensa celebrada este sábado, el director general del Departamento de Asuntos Consulares del Ministerio de Asuntos Exteriores, Cui Aiming, aseguró que Pekín "seguirá de cerca la situación internacional de la epidemia".

"Por supuesto, consideraremos la posibilidad de reducir algunos viajes transfronterizos innecesarios", dijo.

Estas declaraciones se producen tras el rápido aumento de casos en países como Japón, Corea del Sur, Italia o Irán, que han provocado temores en China de que la "importación" de personas infectadas por el coronavirus eche por tierra los avances de las últimas semanas en la lucha contra la epidemia.

Según los últimos datos oficiales, este sábado solo se detectaron tres nuevos contagios -y un fallecimiento- en China fuera del foco de la epidemia, la provincia de Hubei, donde el número de nuevos infectados (570) fue el mayor de esta semana.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), China sigue acaparando el 93 % de los infectados. `pero el comité interdepartamental encargado de la gestión de la epidemia prefirió centrar hoy su mensaje en el riesgo proveniente del exterior.

Hoy se registraron en la capital, Pekín, dos casos "importados" de otros países, aunque no se especificó su procedencia.

PUTIN, PREOCUPADO POR EL PETRÓLEO

Rusia ha mostrado su preocupación con el precio del petróleo en mínimos, arrastrado por el impacto económico de la epidemia. El presidente ruso, Vladímir Putin, advirtió hoy del impacto del coronavirus en la economía mundial y, en particular, en el mercado de petróleo en una reunión extraordinaria con las principales petroleras del país.

"Las consecuencias negativas ya se han dado a conocer, afectan a todo el sistema de relaciones económicas mundiales, prácticamente a todos los Estados, dada la enorme interdependencia e interrelación entre las economías que existe en la actualidad", dijo Putin, según las agencias locales.

Putin reunió hoy, además de a los ministros de Finanzas y Energía, y a la jefa del Banco Central, a los presidentes de las principales petroleras rusas: Rosneft, Lukoil y Gazprom Neft.

AUSTRALIA CONFIRMA LA PRIMERA MUERTE

El Gobierno de Australia confirmó este domingo la primera muerte en su país causada por el coronavirus, la de un hombre de 78 años que fue evacuado la semana pasada del crucero Diamond Princess anclado en cuarentena en Japón.

El fallecido se encontraba ingresado en un hospital de Perth (oeste) desde su repatriación de Japón a principios de la semana pasada, al igual que su esposa, de 79 años, que fue también parte de los 164 australianos a bordo del crucero, una decena de ellos contagiados.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD