01-03-2020 / 10:50 h EFE

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) atendió en 2019 a 2.666 personas en sus programas de ayuda psicológica para adolescentes, hijas e hijos víctimas de violencia de género y violencia sexual y sus familias, frente a las 2.417 de 2018, lo que supone un incremento del 9,26 %.

En un comunicado, el IAM ha precisado que hay que tener en cuenta exclusivamente el dato de menores atendidos, que fue de 1.607 frente a los 1.386 de 2018, son 221 más y un aumento del 15,94 %.

La directora de este organismo, Laura Fernández, ha explicado que estos programas, especializados y gratuitos, "están dirigidos a las menores y a su entorno familiar, buscan mejorar el bienestar psicosocial y atender las necesidades socioeducativas de los hijos de las mujeres que sufren o han sufrido violencia por parte de sus parejas o exparejas".

"Se trata de un servicio pionero en España que pretende favorecer la recuperación emocional de las hijas e hijos de mujeres víctimas mortales de violencia machista y hacer frente a las múltiples consecuencias negativas que pueden sufrir estos menores por su exposición a la violencia de género así como las graves secuelas que provoca el hecho traumático como es el asesinato de su madre", añade.

En concreto, en el Programa de atención psicológica a hijos de mujeres víctimas de violencia de género se dio cobertura a 1.456 personas (888 menores y 568 madres) frente a las 1.296 del año anterior (764 menores y 532 madres), lo que implica que se atendió a 160 personas más y un incremento del 12,34 %.

Este programa se dirige a menores hasta los 17 años, e incluye la atención perinatal, es decir, desde la gestación, el parto, el postparto y la crianza de los 0 a 3 años así como el resto de la primera infancia (hasta los 5 años).

Este servicio está dirigido específicamente a menores, pero también asesora a las madres con el objetivo de informarlas sobre los efectos psicosociales de la violencia machista en sus hijas e hijos, aprendan a identificar las señales de alarma previas a la reproducción de conductas de violencia, a mejorar las relaciones y la comunicación y, por último, orientar a estas mujeres sobre las pautas educativas más adecuadas en función de la edad.

La franja de edad entre los 6 a 14 años es la que tiene más demanda con un total de 573 menores.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD