29-02-2020 / 18:31 h EFE

Irun (Gipuzkoa), 29 feb El Bidasoa-Irun ha vencido al Wisla Plock (24-19) en la vuelta de la eliminatoria de la Velux EHF Champions League, pero como necesitaban ganar como mínimo por siete tantos, se han quedado al borde de conseguir la remontada.

Artaleku ha estallado como nunca en un partido tan primordial para su equipo. Los de Jacobo Cuétara han querido tomar la delantera en todo momento, pero sin fortuna gracias al buen hacer de los polacos, que apenas han concedido errores no forzados.

El golpe encima de la mesa inicial del Wisla Plock (0-3) ha demostrado la dificultad de conseguir la hazaña, pues los locales han tardado casi cinco minutos en anotar y han logrado empatar a tres tantos.

Esa ha sido la única igualada en la primera mitad, ya que la efectividad en ataque de los de Xavier Sabaté y las atajadas de Stevanovic bajo palos han hecho que la distancia en el marcador fuera favorable a los visitantes.

El 5-1 en defensa de Jacobo Cuétara no ha funcionado y rápidamente ha reculado. Antes del descanso, con 10-11 en el marcador, el Bidasoa-Irun ha tenido posesión en ataque para empatar, pero una pérdida de Renaud-David ha propiciado el 10-12 definitivo de la primera media hora.

La segunda mitad ha empezado con un 4-0 de parcial para el Bidasoa-Irun lo que ha hecho que los locales se viesen un poco más cerca de la gesta. Stevanovic, al igual que la ida, ha sido decisivo en los contragolpes de los irundarras para parar y salvar a su equipo en momentos cruciales.

Cuétara, en los segundos 30 minutos, ha utilizado en muchos de los ataques rivales la defensa 5-1 con Kauldi Odriozola como hombre más adelantado en la presión. En el minuto 48 los visitantes han empatado a 18 goles y la gesta ha empezado a estar cada vez más lejana.

En los últimos minutos, con toda la defensa bidasotarra volcada en la presión, el Bidasoa-Irun ha conseguido frenar los ataques del Wisla Plock y ha sido efectivo en área rival. A pesar de ganar de cinco (24-19), los de Irun en pocos momentos han visto que la remontada podría ser real. Aun así, la fiesta en Artaleku ha estado patente en todo momento.

24 – Bidasoa-Irun (10+14): Ledo, Crowley (4), Odriozola (5), E. Salinas (3), Renaud-David (6, 1p), Tesoriere, Seri –siete inicial–, Rangel (ps), Cavero, Serrano (1), De la Salud (4, 2p), R. Salinas (1), Santano, Nieto, Da Silva y Bartók.

19 – Orlen Wisla Plock (12+7): Stevanovic (p), Daszek (3, 1p), Szita (7), Mihic (2), Sulic (1), Midegia (3), Mlakar (1) –siete inicial–, Morawski (ps), Stenmalm, Zdrahala, Matulic, Ruiz Sánchez, Susnja, Zabic, Igropulo (2, 2p) y Czaplinski.

Marcador cada cinco minutos: 1-3, 3-4, 4-6, 6-8, 9-11, 10-12 (descanso); 14-13, 17-13, 18-17, 19-18, 21-18 y 24-19 (final).

Árbitros: Gjeding y Hansen (Dinamarca). Excluyeron a los locales Odriozola (2), De la Salud, Renaud-David, Tesoriere y E. Salinas y a los visitantes Susnja (2), Szita,, Zabic (2), Sulic (2), Ruiz y Mlakar (2).

Incidencias: Partido de vuelta de la eliminatoria de la Liga de Campeones. 1.911 espectadores en Artaleku, alrededor de 70 del Wisla Plock.

1011919

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD