22-02-2020 / 18:20 h EFE

Las labores de búsqueda de los dos trabajadores sepultados en el derrumbe del vertedero de Zaldibar (Bizkaia) han continuado este sábado y se han trasladado a la denominada zona de B2 de rescate, después de que se haya dado por finalizado el rastreo en la zona B1, ha informado el Gobierno Vasco.

Diecisiete días después de que el vertedero colapsase, el pasado 6 de febrero, se mantienen también las labores para la estabilización del terreno con el fin de facilitar la continuación de los trabajos de búsqueda de los desaparecidos, Alberto Sololuce y Joaquín Beltrán, que quedaron atrapados entre los residuos.

Con el objetivo prioritario de localizar sus restos, se trabaja en dos frentes del terreno donde los técnicos creen que podrían estar los cuerpos y en la medida en que se avanza en la estabilización del derrumbe, se amplia la zona de búsqueda hasta el lugar que los geólogos dicen que es seguro para los operarios.

Para seguir los trabajos de estabilización y búsqueda de los desaparecidos, se ha reunido en Bilbao, bajo la presidencia del lehendakari Iñigo Urkullu, el equipo de emergencias que dirige estas labores y que forma parte de la Comisión Técnica interdepartamental del Gobierno Vasco encargada de realizar el seguimiento diario de los trabajos y evaluar la situación medioambiental generada por el derrumbe de la escombrera.

En la reunión, en la que también ha participado la consejera vasca de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, se han analizado y evaluado las obras de estabilización y seguridad del vertedero que han permitido actuar progresivamente sobre nuevos puntos de localización de los cuerpos de los dos trabajadores desaparecidos.

Esta mañana se han extraído unas 2.000 toneladas de residuos de la primera zona donde se estaba buscando a los desaparecidos, en el lado izquierdo de la lengua del desprendimiento, la más cercana a la autopista en la parte final del deslizamiento y, ante la inestabilidad que presentaba el terreno se ha decidido suspender la búsqueda allí y trasladarla a la segunda zona, hasta que esta primera zona vuelva a ser estabilizada por los técnicos.

La maquinaria empleada se ha desplazado al lado derecho de esa lengua de residuos, la llamada zona B2 y que es en la que quedaron los coches de los empleados del vertedero que fueron arrastrados en el desprendimiento de tierras y donde los especialistas sospechan que pudieran estar los cuerpos.

Los materiales de tierra y residuos extraídos hasta ahora son cribados en una cantera cercana para descartar que en los mismos se hallen los restos de los dos trabajadores

Entre tanto prosiguen las labores de búsqueda de los desaparecidos, en Bilbao han aparecido pintadas que reclaman el rescate de los cuerpos de Joaquín y Alberto y en Eibar se ha llevado a cabo un pasacalles con el mismo fin y para exigir que se garantice la salud de los vecinos.

Los habitantes de las localidades de Eibar, Ermua y Zaldibar han mostrado su intención de seguir limitando sus rutinas por miedo a las emanaciones del vertedero siniestrado, pese a la retirada de la alerta sanitaria sobre la calidad del aire que respiran.

Desde que hace ocho días el Gobierno vasco recomendó a los más de 45.000 vecinos de estas tres localidades vascas que no airearan sus viviendas ni hicieran ejercicio intenso al aire libre por la alta concentración de toxinas y furanos en la atmósfera, la vida de muchos de estos residentes se ha visto alterada.

"No sé qué pasará en carnaval, pero estoy seguro de que no van a ser los carnavales de otros años. La gente tiene un poco de miedo. En estas fechas, los restaurantes en Ermua se suelen llenar y se han registrado cancelaciones", ha explicado Aitor Ruperez, presidente de la Asociación de Comerciantes y Hosteleros de esta localidad.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD