19-02-2020 / 23:00 h EFE

El Gobierno interino de Bolivia expresó este jueves su disposición a "mantener buenas relaciones" con España, tras asegurar que no recibió por conductos oficiales ningún pronunciamiento del Gobierno español sobre una investigación del incidente que generó una crisis diplomática entre ambos países.

El Ejecutivo transitorio afirmó que en un comunicado "no emitirá ningún pronunciamiento sobre las conclusiones de la investigación interna del Ministerio de Asuntos Exteriores de España", en relación al incidente diplomático del pasado diciembre, "mientras no se reciba por conductos oficiales la información".

LA POSICIÓN DE BOLIVIA

El Gobierno interino de Jeanine Áñez subrayó en la nota, difundida por la Cancillería boliviana, que "continuará defendiendo con firmeza su soberanía, así como la no injerencia en asuntos internos".

"Por eso no permitirá que ningún Estado extranjero movilice fuerzas de elite con personas con el rostro cubierto por territorio boliviano", añadió en referencia al uso de pasamontañas por policías españoles en el incidente ante la residencia diplomática de México en La Paz.

En este punto, manifestó su disposición a mantener buenas relaciones con el conjunto de la comunidad internacional, entre ella "los Estados de la Unión Europea (UE), incluida España, en el marco de los principios generales del derecho internacional y la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas".

ANTES SE PRONUNCIÓ UN VICEMINISTRO

El comunicado se produjo después de que el viceministro interino de Seguridad Ciudadana de Bolivia, Wilson Santamaría, hiciera declaraciones a los medios en La Paz, asegurando que el Ejecutivo español "falta a la verdad".

Una respuesta parlamentaria del Gobierno de España critica la actitud de las autoridades bolivianas en el incidente, al acusarlas de no dar "ninguna muestra de voluntad" para "desescalar" la crisis entre ambos países.

La respuesta del Gobierno español al diputado de EH Bildu Jon Iñarritu rechaza las versiones de que diplomáticos y policías españoles intentaban sacar de la residencia mexicana a exministros de Evo Morales que se encuentran en esa dependencia diplomática.

El pasado 27 de diciembre dos diplomáticos españoles acudieron a la residencia de México en La Paz acompañados por cuatro miembros del Grupo Especial de Operaciones de la Policía española, que habían sido destinados a la Embajada de España en Bolivia.

La Policía Boliviana "mostró una actitud pasiva", según la respuesta parlamentaria, cuando vehículos de diplomáticos españoles eran golpeados por personas sin uniforme ante la residencia y los miembros del grupo especial "optaron por cubrirse el rostro" al ver que su imagen era grabada con teléfonos celulares.

El incidente desembocó en la expulsión de los entonces cónsul Álvaro Fernández y la encargada de negocios Cristina Borreguero, tras lo que España expulsó a tres diplomáticos bolivianos en Madrid.

Bolivia acusa a México de proteger en su residencia en La Paz a miembros del anterior Gobierno de Morales perseguidos por la Justicia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD