14-02-2020 / 14:02 h EFE

La Audiencia Provincial de Murcia ha condenado a penas que suman siete años y medio de prisión y multa de once millones de euros a un empresario por haber dejado de ingresar el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), que ascendía a 4,3 millones, correspondiente a las operaciones derivadas de una promoción inmobiliaria realizada en Hellín (Albacete).

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, condena también a este acusado, Pedro Antonio G.P. a que de forma conjunta con su empresa, C.G., S.L., indemnice a la Hacienda Pública con los 4,3 millones del citado tributo.

Además del delito contra la Hacienda Pública, por el que se le imponen cuatro años de prisión, Pedro Antonio G.P. es condenado, como autor de un delito de insolvencia punible, a tres años seis meses y un día de cárcel y al pago de una multa de 3.240 euros.

Al mismo tiempo, la sociedad es condenada a la pena de multa de 8,7 millones de euros y a la pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas y del derecho a gozar de beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social por un período de seis años.

La resolución del tribunal, que tiene como ponente a la magistrada Concepción Roig, condena a un segundo acusado, Enrique R.O., considerado cooperador necesario en el delito de insolvencia punible, a tres años, seis meses y un día de cárcel y al pago de una multa de 16.200 euros.

La sentencia, que puede ser recurrida en casación ante el Tribunal Supremo, dispone que una vez firme la misma se remita testimonio a la administración tributaria para que proceda respecto de los penados por el delito contra la Hacienda Pública a la exacción de la responsabilidad civil derivada de la misma y de la multa impuesta en concepto de pena.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD