09-02-2020 / 12:20 h EFE

Un jurado popular enjuicia desde mañana lunes al acusado de matar a su hermana, con un 49 % de discapacidad psíquica, a la que sorprendió en su vivienda de Guadix (Granada) y a la que dio una veintena de golpes con un objeto contundente que había comprado para cometer los hechos.

Los hechos se remontan al 20 de diciembre de 2017 cuando el acusado, José Sergio E.C., de 35 años y sin antecedentes, se trasladó desde Barcelona hasta Guadix (Granada), municipio en el que vivía la víctima, de 38 años y con un 49 % de discapacidad psíquica, y el padre de ambos, que tenía la patria potestad de la mujer.

El acusado, que será juzgado por un jurado popular desde mañana y en cinco sesiones, se enfrenta a una petición de la Fiscalía de quince años de cárcel y otros diez de libertad vigilada.

Según el escrito provisional de acusación y por motivos que se desconocen pero unidos a una nueva relación sentimental del acusado, José Sergio tenía problemas con su hermana.

Para acabar con esos enfrentamientos, el hombre compró un vuelo de ida y vuelta para el día de los hechos entre Barcelona y Granada, alquiló un coche en el aeropuerto y se desplazó hasta Guadix.

El procesado compró también un martillo de grandes dimensiones con los dos lados cuadrados, lo guardó en su mochila de equipaje, comió en casa con su padre y su hermana y, ya por la tarde, salió con el progenitor a tomar un café.

Después, José Sergio le dijo al padre que se había dejado en casa las llaves del coche que había alquilado, lo convenció para que le esperara en la calle y, con las llaves de la vivienda en la que estaba sola su hermana, se personó en el domicilio familiar.

Con el propósito de matarla, según la Fiscalía, el acusado entró a la casa sin llamar y utilizó un objeto contundente de cristal para golpear en la cabeza a su hermana, que huyó a la cocina para coger cuchillos con los que defenderse, momento en el que comenzó un "intenso y violento" forcejeo entre los hermanos.

Él la golpeó entonces en la cabeza de forma "violenta, inopinada y en repetidas ocasiones" con el martillo que compró ese mismo día.

Ese ataque, "mortal de necesidad", provocó en la víctima una decena de heridas contusas concentradas en la cara y la cabeza y otras defensivas en las manos, con fracturas y hundimiento de huesos en el cráneo que le causaron la muerte.

Cuando mató a su hermana, el acusado se limpió y cambió de ropa y emprendió la huida hacia Granada, un trayecto durante el que se fue desprendiendo de la ropa y el arma utilizadas hasta que llegó al aeropuerto, donde fue detenido antes de embarcar.

La Fiscalía ha calificado los hechos como un delito de homicidio y ha solicitado para el procesado quince años de cárcel y otros diez de libertad vigilada, penas que serán analizadas en el juicio que comienza mañana lunes en la Sección Segunda de la Audiencia de Granada.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD