05-02-2020 / 17:41 h EFE

Las farmacias de Palau-solità i Plegamans han incorporado esta semana desfibriladores portátiles de última generación en el marco del proyecto científico "Cataluña, territorio cardioprotegido".

La localidad se convierte así en la cuarta ciudad de Cataluña, después de Badalona, Reus y El Masnou, con todas sus farmacias cardioprotegidas, en una iniciativa impulsada por el Ayuntamiento de la localidad, la Fundación Barcelona Salud, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona.

El acto de cesión de los aparatos, celebrado en el salón de plenos del Ayuntamiento, ha sido presidido por el alcalde, Oriol Lozano, acompañado por el doctor Lluís Asmarats, vicepresidente de la Fundación Barcelona Salud; Xavier Farrés, director de Operaciones de Uriach; y Núria Bosch, vicepresidenta del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona.

La muerte súbita cardíaca, que en Cataluña causó más de 3.000 defunciones en 2019, puede afectar a cualquier persona y de manera imprevista.

Con cuatro millones de muertes cada año en Europa, la enfermedad cardiovascular persiste como la principal causa de muerte en el continente y su impacto es aún mayor en las mujeres (54%) que los hombres (46%).

En 2018, la enfermedad cardiovascular causó 124.197 muertes en España y 21.034 en Cataluña, mientras que en el mundo esta patología causa el 28,5% de la mortalidad total (56 millones), seguida de las muertes a causa del cáncer (26.3%) y de las enfermedades del sistema respiratorio (12,6%).

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD