03-02-2020 / 21:40 h EFE

El Congreso Nacional de Brasil retomó este lunes sus actividades después del receso por las festividades de fin de año y con la continuidad de las reformas económicas, en especial la tributaria, en el centro de la agenda del Gobierno de Jair Bolsonaro.

El presidente no estuvo presente en la ceremonia que dio inicio a esta 56ª Legislatura, pero envió un mensaje en el que celebró la aprobación de la reforma del sistema de jubilaciones de Brasil el año pasado y destacó la importancia de dar seguimiento a las reformas económicas puestas en marcha en su primer año de Gobierno.

En su mensaje, Bolsonaro indicó que su equipo seguirá trabajando para "mejorar la eficiencia de los gastos públicos" y defendió la aprobación de las reformas tributaria y administrativa, además de la creación de puestos de trabajo formal.

"Necesitábamos reducir el Estado gigantesco, lento, burocrático e oneroso para los ciudadanos que pagan impuestos", manifestó el mandatario.

Igualmente figuran en el eje central de la agenda del Gobierno para 2020 la privatización de la energética Eletrobras, un plan de promoción del equilibrio fiscal, la autonomía del Banco Central y el combate a la criminalidad y a la corrupción en el país.

"Sabemos que la misión es ardua, pero con dedicación, responsabilidad, espíritu público y con la unión alcanzaremos nuestro objetivo, que es construir un Brasil grande y más justo para todos", recalcó el jefe de Estado.

Los representantes de la Cámara de Diputados y del Senado respaldaron el mensaje de Bolsonaro en sus respectivos discursos y defendieron la aprobación de nuevas reformas para intentar poner fin a un crónico déficit fiscal, así como medidas que promuevan la generación de empleo formal, la retomada económica y las garantías de los derechos fundamentales de los brasileños.

"El momento que el país atraviesa es de una grave crisis fiscal y nos remite a un único camino, el de la responsabilidad fiscal", expresó el presidente de la Cámara Baja, Rodrigo Maia.

Agregó que Brasil tiene la misión "urgente" de "gastar menos con la estructura del Estado y más con políticas sociales" orientadas a la población.

"Es una tarea ardua, pero urgente y necesaria para la modernización de Brasil y la generación de empleo y promoción de justicia social", completó Maia.

En la misma línea se manifestó el presidente del Senado, Davi Alcolumbre, quien consideró que la economía brasileña "se prepara para crecer de forma consistente".

"Es necesario ofrecer amparo al emprendedurismo y simplificar la vida de los brasileños", dijo Alcolumbre.

Asimismo, aseguró que la retomada del empleo formal en el país continuará siendo "el mayor objetivo del Congreso Nacional".

"Tenemos nuevos desafíos, pero veo un Estado cada día más preparado para desarrollarse en materia económica, política y social", sostuvo.

Tras la aprobación de la reforma del sistema de pensiones el año pasado, el Gobierno buscará en 2020 aprobar la reforma tributaria, con la que espera simplificar los impuestos en el país y la cual espera que sea discutida en el Congreso aún durante este primer semestre.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD