03-02-2020 / 17:41 h EFE

La Unión Europea (UE) negociará con el Reino Unido su participación puntual en misiones internacionales y en proyectos de Defensa en el marco de su futura relación tras el Brexit al término del actual periodo de transición que concluirá previsiblemente a finales de este año.

Así se desprende de la propuesta de directrices de negociación de la futura relación presentadas este lunes por la Comisión Europea, que incluyen un acuerdo comercial y otro sobre seguridad.

Esa asociación sobre seguridad "debería permitir un diálogo apropiado, consultas, intercambio de información y mecanismos de cooperación que sean flexibles, expandibles y proporcionados al nivel de compromiso del Reino Unido con la UE", indica el texto.

Esa asociación también contempla cooperación en terceros países, incluyendo la "protección consular", y en organizaciones internacionales como la ONU.

Sobre los regímenes de sanciones internacionales, el bloque comunitario aspira a un "diálogo e intercambio mutuo de información".

Por lo que respecta a las misiones internacionales europeas, la UE espera establecer un marco en línea con las normas existentes para la participación británica "caso por caso" y a invitación comunitaria.

La Comisión propone asimismo que la UE preserve su autonomía estratégica y libertad de acción en Defensa, y aboga por facilitar la interoperabilidad de las respectivas fuerzas armadas "cuando sea del interés industrial y tecnológico de la Unión".

La asociación de seguridad permitirá, si es posible bajo las condiciones de la ley comunitaria, que el Reino Unido colabore en investigación y desarrollo y en proyectos de la Agencia Europea de Defensa a través de un acuerdo administrativo.

También que ciertas empresas británicas participen en proyectos colaborativos apoyados por el Fondo Europeo de Defensa y que el país se implique "de forma excepcional" en proyectos de la llamada cooperación estructurada permanente en Defensa (PESCO), si es invitado por la UE.

Por otra parte, se contemplan intercambios con la inteligencia británica de forma "oportuna, recíproca y voluntaria", a la vez que se preserva la "producción autónoma de productos de inteligencia de la Unión".

En lo que se refiere al programa Galileo, el GPS europeo, la Comisión ofrece que el Reino Unido tenga acceso a su servicio público regulado (PRS), de acuerdo a la ley comunitaria.

Dado que su participación en el desarrollo de tecnologías queda excluido, el acceso al PRS estará condicionado a que su uso no contravenga los intereses esenciales de seguridad de la UE y sus Estados miembros y a que Londres participe en las actividades no relacionadas con la seguridad del programa espacial europeo, a menos que dé a la Unión acceso a su futuro sistema de navegación global.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD