31-01-2020 / 19:59 h EFE

El líder del sindicato Élite Taxi, Alberto 'Tito' Álvarez, ha negado haber organizado las movilizaciones de enero de 2019 para reclamar el control de los vehículos de alquiler con conductor (VTC) por las que la Generalitat lo ha multado y se ha dicho víctima de una "persecución".

En su escrito de alegaciones, presentado ante el Departamento de Interior, Álvarez sostiene que "no convocó ni organizó ninguna de las movilizaciones o manifestaciones" por las que la dirección general de Administración de Seguridad lo ha sancionado con 8.000 euros y ha denunciado que la multa es "una clara persecución" hacia su "persona".

De acuerdo con el sindicalista, las movilizaciones, que se produjeron del 17 al 24 de enero de 2019 y bloquearon varias arterias de Barcelona para exigir una mayor regulación de las VTC, "fueron espontáneas, se produjeron de forma repentina sin una previa organización, atendiendo a las conversaciones que se escuchaban entre los participantes".

Niega de este modo que, tal como recoge el expediente sancionador que se le abrió por "desórdenes", él fuese "responsable y organizador" de las concentraciones, sino que se limitó a "participar" en las mismas.

Asevera, además, que durante las mismas tampoco "se invadió ningún espacio reservado, ni se causó ningún tipo de daño material o personal".

"Fueron actos espontáneos de numerosos trabajadores del sector del taxi ante el hartazgo de la situación que están sufriendo", resalta el escrito, según el cual fueron "múltiples las personas que se encontraban liderando las diferentes concentraciones y movilizaciones".

Álvarez recuerda que también fueron "múltiples las personas que hablaron por el altavoz a la asamblea" sin que su intervención "tuviera ninguna relevancia respecto de las restantes" y explica que sólo habló con la policía porque fue requerido por los agentes.

Por ese motivo, reprocha que la multa sea un ataque a su persona por su aparición en los medios de comunicación: "Podría ser que por este motivo desde el poder se esté intentando amedrentar a los taxistas para evitar que siga defendiendo y reivindicando sus derechos, intimidando y amenazando con cuantiosas sanciones para evitar la organización del colectivo".

La Generalitat multó este mes con 8.000 euros a Álvarez por presuntas infracciones de la normativa vigente en materia de protección de la seguridad ciudadana al convocar manifestaciones "no comunicadas a la autoridad gobernativa" que derivaron en incidentes y desórdenes en la vía pública, "ocasionando una alteración grave a la seguridad ciudadana", según consta en el expediente.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD